Bebés nacencon daños si madre toma licor

Por  |  | alimentación

“Es mejor no arriesgarse. Si usted está embarazada, no tome alcohol. Incluso, una sola copa de vino podría producir alteraciones cognitivas en el bebé”. Así de categórico fue el perinatólogo –especialista en embarazos de alto riesgo y primeros días de vida– Eugenio Calderón, al advertir de que no se debe consumir licor en el periodo de gestación.

Cada año nacen unos 80 bebés ticos con el Síndrome Alcohólico Fetal (FAS, por sus siglas en inglés). ¿Cómo ocurre el FAS? Según explicó este médico, el alcohol atraviesa la placenta y el feto recibe el líquido de manera casi directa.

“Mucho de lo que la mujer come o toma pasa por un proceso digestivo y hormonal en donde lo que llega al feto ya está más procesado y menos puro, pero esto no sucede con el licor, que llega en su totalidad al bebé”, explicó el especialista.

Los problemas que se generan por esta práctica dependen de muchos factores, por ejemplo, de la estatura y el peso de madre y bebé y de la propia genética, que determina cómo se metaboliza el alcohol. “Por eso, no podemos jugarnos el chance”, insistió Calderón.

No todos los bebés presentan FAS de la misma forma y al mismo nivel, pero sí hay características físicas comunes en estos niños. Calderón y la ginecóloga Lucía Sandoval enumeran algunas de ellas: microcefalia, el mentón no se desarrolla, la nariz es achatada, hay implantación baja de las orejas, ojos muy pequeños y alteraciones en las palmas de las manos. Pero los mayores daños son las posibles malformaciones cardíacas y otros problemas del corazón, así como restricción del crecimiento intrauterino.

Además, en el largo plazo podrían darse alteraciones neurológicas, como disminución del coeficiente intelectual, retardo mental y algunas características de autismo.

Cuanto más licor se tome, las posibilidades de FAS son mayores. El riesgo también sube si se consume alcohol durante el primer trimestre de la gestación, aunque no sea en pocas cantidades.

“El alcohol también ‘pasa directo’ a la leche. Si una mujer bebe licor, le estaría dando un coctel a su bebé y esto también podría perjudicar su salud y su desarrollo”, aseveró el perinatólogo Eugenio Calderón.

El consumo regular de licor durante la lactancia puede causar retraso en el desarrollo psicomotor del menor, comportamientos iracundos y antisociales, y problemas en la absorción de nutrientes.

Tomado de www.nacion.com

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Open

Menu