Miedos nocturnos de los niños

Niños con ansiedad
Niños con ansiedad

Respiración agitada, sudoración y palpitación parecen ser parte del despertar de los chiquitines de la casa luego de haber vivido un sueño aterrador.

Suelen ser víctimas de este trastorno con más frecuencia los niños a partir de los cinco años, comenta la psicóloga Melissa Céspedes. Ella añade que, de acuerdo a la experiencia, suele manifestarse más en niños, pues las chicas tienden a expresar más sus emocionales.

Es importante tener claro que los terrores nocturnos suelen ocurrir dos o tres horas después de que concilie el sueño y pueden provocar que el niño se incorpore, se siente en la cama súbitamante y grite. Además, su respiración y ritmo cardíaco se acelera.

Con las pesadillas los pequeños se despiertan por completo ante el miedo que experimentan y puede que les cueste dormir.

Publicidad

¿Qué hacer? Si su hijo se despierta por la noche alterado, los padres deben tranquilizarlo y escuchar a qué le teme. Además de observar todo su entorno sea familiar, escolar o de amigos.

“No debe siquiera sacarlo de la cama, simplemente estar cerca de él hasta que se calme. Eso sí, no por el resto de la noche”, dice la psicóloga María Ester Flores.

Ella añade que con esa práctica se logra que el niño aprenda a vencer sus temores enfrentándolos solo.

Si los episodios son muy intensos, lo mejor es buscar ayuda especializada y ver el origen, ya sea por inseguridad, miedo, problemas en el hogar y hasta la misma televisión.

Por Neyssa Calvo Achoy. Publicado en Grupo Nación. Fotografía de archivo de Eme de Mujer. 

Publicidad

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry