Compresas de hielo para un rostro impecable

Por  |  | Belleza

Si pasaste una mala noche y tus ojos están hinchados, tenés la piel reseca o los poros obstruidos, una solución favorable y económica es usar compresas de hielo. Estas le devolverán a tu rostro la luminosidad que ha perdido. Este tratamiento natural ha sido utilizado desde la antigüedad y, gracias a su efectividad, sigue vigente.

Beneficios del hielo:

Desinflama.  Las compresas de hielo alivian la mayoría de las hinchazones corporales. Ahora, en términos de belleza, son ideales para los ojos cansados. Solo envolvé un par de cubos de hielo en un paño suave y dejalos reposar sobre tus ojos por 15 minutos. ¡Notarás una gran diferencia!

Reduce las bolsas.  El frío también contribuye a reducir la congestión y, por supuesto, las ojeras en forma de bolsas. Si querés aliviar su apariencia, deberás colocarte unas compresas de hielo en esta zona por unos minutos, pues las bajas temperaturas reducen el grosor de los vasos sanguíneos.

Poros y puntos negros. Las compresas de hielo son excelentes para cerrar los poros, manteniendo la piel más limpia. Al disminuir su tamaño, se reducen también las probabilidades de infecciones y del acné.  Te recomendamos que las usés unos minutos antes de maquillarte; mejor si te lavás la cara con agua helada -sí, con cubitos de hielo en ella-. Esto ayudará a que la base se vea más uniforme.

Reduce las arrugas. El hielo puede ayudar contra las arrugas y hasta retrasar su aparición. Estos molestos pliegues en el rostro, además de ser causados por la edad, también surgen por falta de firmeza. Utilizar compresas de hielo por un par de minutos reafirmará la epidermis.

Apariencia más joven. Aplicar compresas de hielo es un remedio efectivo -y económico- para rejuvenecer la piel. Si sos constante con el tratamiento, en un par de meses podrás notar cómo tu rostro luce más tonificado y rejuvenecido.

 

Eme de mujer Venezuela (por Andreína Santos).  /  Foto:  Archivo de Eme.

 

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Open

Menu