Elimina el tono naranja del cabello tras una coloración en un tris

Todas hemos pasado por proceso de coloración, pero no siempre se obtiene el color deseado

Muchas han pasado por proceso de coloración y aclarados a rubio, sin embargo, no siempre se obtiene el color deseado. El miedo de muchas es que el cabello obtenga una tonalidad anaranjada.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

Si viviste esta situación, te sugerimos no entrar en pánico y para eso te proponemos tomar diversos caminos antes de la decisión última de oscurecer tu color hacia el original.

1- Si vas a tomar la decisión de volverte una chica blond, tratá de elegir numeraciones de tintas terminadas en 1, que son cenizas, o terminadas en 2 que se dirigen a tonos violetas. Preferentemente, el uno, o la combinación de ambas, 12 o 21. Por ejemplo, la numeración 7.11, corresponde a un rubio ceniza intenso, y cualquier colorista conoce los efectos de este tono para matar al naranja no deseado.

¡Pero a tener en cuenta!: el exceso de ceniza, puede generar en varios usos un reflejo verde. Por eso siempre lo mejor es asesorarte.

Publicidad

2- Ante un rubio anaranjado, otro camino posible es la realización de baby lights, localizados o reflejos, para contrarrestar el naranja y que poco a poco, vuelva el rubio deseado. A medida que pasen los lavados, el pelo irá quitando el naranja, al mismo tiempo que realza los rubios.

Para este camino, la paciencia es clave, ya que pueden necesitar más de una sesión y tiempo.

3- Champúes tonalizantes o tratamientos con depósito de color. Estos aportan pigmentos que poco a poco van matizando y mejorando el reflejo anaranjado. Es importante dejarlos actuar unos minutos para que se adhieran y aplicarlo una vez por semana, para evitar el resecamiento del pelo.

4- Baño de luz.  Esta técnica es ideal para usar entre color y color, dándole un push de vida al diseño sin dañarlo. Un baño de luz no puede aclarar ni tu color natural ni tu color teñido, si matizar a la misma altura del tono tú coloración (tinta).

Publicidad

5- Acondicionadores o mascarillas con violeta de genciana o azul de metileno. Nuestras madres y abuelas son expertas en ello y de seguro un tip tienen al respecto. Por suerte la industria de cosméticos trabaja productos que incluyen estas sustancias.

A fin de cuentas, no es preciso abortar la misión de ser rubia ante un mal resultado. Siempre podés encontrar caminos para mejorarlo.

 

Foto: Archivo Eme de Mujer

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry