¿Por qué no debés amarrarte el cabello mojado?

Por  |  | Belleza

Salir corriendo de la ducha, amarrarse el pelo, vestirse y salir de la casa. Una escena muy común para muchas mujeres durante sus mañanas, sin embargo, están haciendo un gran daño a su cabellera e incluso a su salud.

Recoger el cabello mojado genera más tensión en el cráneo porque tiene que lidiar con más peso, debido a la humedad. Esto puede producir dolores de cabeza e incluso, malestar en la garganta y tos pues la humedad afecta las vías respiratorias.


Las consecuencias de amarrarse el pelo mojado

FOTO: shutterstock.com ampliar



Además, el uso constante de colas hace que el cabello se vuelva más frágil y se rompa, sobre todo si nos hacemos la cola a la misma altura siempre, pues la presión se ejercerá en la misma zona. Lo ideal es variar el peinado diariamente: llevarlo suelto, amarrarlo un día arriba, otro abajo, luego hacia un lado, etc. También se deben preferir colas o bandas elásticas que no generen demasiada presión.

Otro error que cometemos es cepillarnos el cabello cuando está húmedo. Esto puede provocar que la hebra se rompa y que se produzca mayor caída. Lo recomendable es cepillarlo durante la ducha, mientras el acondicionador está haciendo efecto y luego peinarlo por la noche cuando ya está totalmente seco.

Tenga en cuenta que la manera de secar el pelo correctamente es envolviéndolo en una toalla. Evite frotarlo con el paño porque eso genera frizz. Lo ideal es sacar el exceso de agua con las manos y luego envolverlo en una toalla durante 10 minutos.

 

Tomado de www.revistaperfil.com

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Open

Menu