Tips para dormir mejor si eres mamá

Una mamá que se encuentre cansada constantemente,

Para muchas mujeres, ser mamá es una de las satisfacciones más grandes. Sin embargo, durante esta etapa, conciliar el sueño se puede convertir en todo un reto y se suele pasar de dormir cuando se quiere a dormir cuando se puede.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

Se estima que alrededor de un 70% de las mujeres embarazadas padecen de trastornos o dificultades para dormir debido al aumento de cortisol, hormona asociada al estrés. Sumado a esto, los primeros meses de un recién nacido, enfermedades y una cansada jornada de trabajo, forman parte de las preocupaciones que les impide lograr un descanso idóneo.

Una mamá que se encuentre cansada constantemente, estará expuesta a desarrollar problemas tanto físicos como emocionales, los cuales también podrían perjudicar al bebé o a su entorno familiar.

Por ello, es importante buscar alternativas que nos ayuden a descansar y sentirnos más saludables.

Publicidad

1. Establecer un horario para dormir. Las rutinas del sueño son muy importantes para sentirnos con la energía necesaria y rendir durante todas las actividades del día. En distintas etapas, debido a que las madres están todo el tiempo alertas del cuidado de sus hijos, esto les impide el sueño profundo. Por lo que es recomendable establecer un horario en el cual tanto la mamá como el papá y los hijos, se duerman a la misma hora. Esto va a favorecer el ritmo de sueño conforme pasa el tiempo.

2. Contar con la ayuda necesaria. El hecho de que muchas madres se hagan cargo de forma exhaustiva del bebé desde el primer momento, les impide recuperarse adecuadamente del parto. Esto, unido a la falta de sueño, puede llevarlas al agotamiento. Razón primordial por la que la pareja y la familia son un sistema de apoyo indispensable en cualquier tipo de situación.

3. Hacer ejercicio. Sacar unos 20 minutos todos los días para realizar ejercicios, ayuda a liberar el estrés y oxigenar el cerebro para sentirse más activas.

Publicidad

4. Comer saludable. Esto ayuda a fortalecer el sistema inmune y mantenerse menos propensas a enfermedades. No dormir las horas necesarias baja las defensas y es necesario fortalecer al cuerpo con una buena alimentación. Comer almendras, avena, tomar té o leche antes de dormir, facilita la relajación y un descanso más efectivo.

5. Técnicas para la relajación. Es recomendable poner en práctica técnicas de respiración o meditación, tomar un baño de agua caliente o leer un libro antes de irse a dormir. Esto para controlar los niveles de estrés y conciliar el sueño rápidamente.

Foto: Archivo Eme de Mujer

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry