Cuatro pueblos de encanto de La Toscana

La Toscana es el destino predilecto de muchos. Tal vez la culpa sea de sus emblemáticos paisajes, sus históricas ciudades con fascinante arquitectura o el hecho de que resguarda al sagrado fruto que da vida a los mejores vinos.

Ver más: Básicos para cuidar tu refrigerador

Se podría decir que para conocerla solo basta con tomar un carro, bus o un tren y trasladarse de municipio en municipio en busca de los principales íconos históricos, como museos, catedrales y plazoletas, sin embargo, para vivirla y entenderla al 100%, es necesario alejarse un poco de los focos de atención como su capital regional, Florencia y ponerse en ruta hacia la zona rural. Un término más apropiado: ‘pueblos de encanto’.

“La Toscana es un lugar muy histórico y hermoso, por lo que siempre va a tener mucha visitación, pero esto no quiere decir que sea un lugar comercial, es muy auténtico”, explicó Danilo Sotela, guía turístico de la agencia de viajes, Mundo Expediciones.

1. Las Torres de San Gimignano. Su arquitectura estilo medieval etrusca es el atractivo principal de este pequeño pueblo amurallado e instalado en Siena. En 1990, fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Publicidad

Actualmente, conserva 13 de las 72 torres que existían en la Edad Comunal. Las torres en esa época eran significado de poder y las familias competían entre sí para construir la edificación más alta.

Este pueblo también es conocido por su vino blanco seco, Vernaccia, el cual se puede adquirir en la antigua iglesia románica de San Francisco. Imperdible alguna opción del menú de, la varias veces ganadora del campeonato mundial de helado, Gelateria di Piazza, en la Plaza de Cisterna.

2. Admirar las colinas de Val d’Orcia. Este es el lugar de la tierra prometida, Val d’Orcia es una ruta obligatoria de quienes añoran conocer Toscana, pues es precisamente allí donde se toman las fotos icónicas de los paisajes, con las onduladas colinas, castillos y árboles de gran altura. Allí se puede conseguir el popular queso pecorino (de leche de oveja).

3. Rutas del vino por el Valle del Chianti. Considerado como el corazón de La Toscana, Chianti es el responsable de los mejores vinos creados en Italia, como el tradicional vino Chianti. Una de las principales actividades de esta localidad es la visita a los viñedos abiertos, para conocer los procesos de esta bebida.

4. Montalcino: La tierra del Brunello. Esta villa medieval es la que vio nacer a uno de los vinos más reconocidos alrededor del mundo, el Brunello, un vino tinto que se produce con uva Sangiovese, la cual se cultiva en esta región.

Publicidad

Además, allí se puede visitar la Catedral de Montalcino y el Santuario de la Virgen del Socorro, en la cual se encuentran importantes obras de Vincenzo Tamagni, Francesco Vanni y de Antonio y Rutilio Manetti.

Otra de las actividades que se pueden realizar, con una connotación más rural y pura de Montalcino, es la visita a una de sus “típicas casas toscanas”, como Tasty Tuscany, donde se enseñan técnicas de cocina italiana y platillos tradicionales como pastas o tortas de cebolla mientras se degustan buenos vinos.

¿Cuál es tu favorito?

Por Melanie Méndez B. Fotografías: Archivo.

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry