Dormir mejor se puede lograr con estos cambios en tu cuarto

A todas nos ha pasado que tras una larga jornada lo único que queremos hacer es llegar a casa, cambiarnos de ropa e irnos a dormir. Sin embargo, para muchas, conciliar el sueño no es tan fácil como colocar la cabeza sobre la almohada y listo. Para ellas, hay algunos trucos que facilitan la relajación y , así, invocar el sueño.

Lo primero que debes hacer es cambiar tus cortinas y persianas por unas que tengan la función blackout; es decir, oscuridad total. Esto debido a que la oscuridad ayuda a tu mente a descansar sin distracción.  ¿Lo mejor? Algunas opciones traen un temporizador (timer) para programar el horario en que se abrirán y se cerrarán.

La ropa de cama tiene mucho que ver. Lo ideal es que elijas aquellas que están confeccionadas con fibras naturales, como algodón y seda, ya que estas son más suaves.

En cuanto a colores, se aconseja utilizar las tonalidades claras porque invitan al descanso. Blanco, celeste, verde menta, lavanda, beige, lila y gris claro son las recomendadas.

Publicidad

Los aromas suaves también son importantes. Hay fragancias que contribuyen a la relajación y que, por ende, se pueden incorporar a la rutina previa al descanso. Ese es el caso de la lavanda, el eucalipto, el pino y la menta.

No olvides la regla de cero tecnología: evitar tener el televisor prendido, el celular bajo la almohada o la computadora a los pies de la cama.

Tomado de Suplemento De Compras / La Nación.  Fotografía: Marcela Bertozzi

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *