Mejorá las destrezas de tus pequeños con la estimulación sensorial

Sobreestimulación niños
Sobreestimulación niños

Con beneficios que van desde mejorar los vínculos con otras personas, facilitar la recepción de nuevos alimentos y potenciar el desarrollo del lenguaje, la estimulación por medio de los cinco sentidos es una práctica que se recomienda para niños de todas las edades.

“La estimulación sensorial busca fomentar al máximo todas las áreas del desarrollo, desde la parte física y emocional, como de lenguaje y cognitiva”, explica Andrea Calderón, especialista en estimulación temprana en el centro Super Babies.

De acuerdo con Calderón, la utilización de los diferentes sentidos del cuerpo de los niños para elaborar sensaciones y percepciones de todo su entorno, le permite al pequeño explorar su ambiente y comprender mejor lo que sucede en su entorno.

Este tipo de práctica se caracteriza porque es fácil de realizar en la casa; sin embargo es importante respetar las indicaciones generales de acuerdo a la edad de los niños, por ejemplo evitar exponerlos a ciertos alimentos y olores fuertes antes del primer año.

Publicidad

“La idea cuando son más pequeños es favorecer experiencias a través del tacto con algodón, pasta y masaje con temas de diferentes texturas para luego, poco a poco, integrar otras actividades que involucran también el oído, la vista, el olfato y el gusto”, dice la psicóloga de Torre Momentum Pinares, Ana Catalina Cárdenas.

La estimulación de los sentidos se recomienda para todas las edades, desde recién nacidos y hasta los 12 años aproximadamente.

En casos de niños prematuros o con alguna discapacidad, la recomendación de las especialistas es trabajar aún con más intensidad, ya que esto va a permitir potenciar el neurodesarrollo del menor.

Formas de practicar en casa

-Niños de 0-3 meses: deben pasar de cuatro a 18 horas al día de pancita, para fortalecer sus músculos de la espalda y tener control en su cabeza. Para el desarrollo visual, mostrarle imágenes en blanco y negro, aproximadamente a 20 centímetros de los ojos.

Publicidad

– Niños de 3-6 meses: ponerle objetos adelante para que intente arrastrarse para tomarlos. Experimentar con instrumentos musicales y contar cuentos.

– Niños de 6- 9 meses: taparle la cara al bebé con un pañito y pronunciar claramente su nombre, y el bebé tiene que tratar de quitarse el pañito de la cara. Cantarle canciones.

– Niños de 9-12 meses: gatear sobre diferentes texturas, manipular plasticina y ponerlos a dibujar sobre papel.

– Niños de 12 – 18 meses: reproducir el sonido del animal y el bebé tiene que escoger el animal acorde al sonido.

Por Melanie Méndez Barahona. 

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Más de Equipo Eme Costa Rica

Aprendé a preparar infusiones ¡para mejorar tu estado de salud!

Encontrá alivio a las molestias físicas con ayuda de estas plantas
Leer más