En la intimidad

Menos dolor y más placer con el doggy style

El doggy style es considerada como una de las posiciones más sexys, y puede disfrutarse si se hace bien. Esta permite una penetración profunda y a veces resulta en un poco de dolor. Puede resultarnos normal, pero hay formas de evitarlo para hacer de la experiencia una mucho más placentera.