trabajo

¿Odias tu empleo, pero no podés renunciar?

“Odio mi empleo porque todo se ha vuelto tan rutinario. Mi paga no es lo suficientemente buena y me he postulado a todos los demás empleos que he encontrado, pero no paso de la primera ronda de entrevistas. Es evidente que, por más que deteste mi empleo, no puedo irme… me siento atrapada”… ese sentimiento es más común de lo que pensamos.