Siete consejos para ser buena líder, de Christiana Figueres

Por  |  | Mujeres importantes

Christiana Figueres, una costarricense enlistada entre las 5 mujeres más poderosas de la ciencia mundial por la BBC. Entre 2012 y 2016, Christian Figueres fue la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. También dirigió las Conferencias de Naciones Unidas sobre Cambio Climático de Cancún 2010, Durban 2011, Varsovia 2013 y Lima 2014.

Figueres, con su marcado liderazgo, logró concretar un histórico acuerdo global sobre cambio climático al que llegaron 195 países, en París.

Aquí, 7 factores a tomar en cuenta para ser un buen líder que Figueres recomienda.

1. No es el cómo, es el qué. Una meta debe ser visionaria, ambiciosa e irreverente. Siempre que estemos haciendo algo, debemos preguntarnos ¿esto es lo mejor que podemos hacer o hay esfuerzos adicionales que deberíamos estar haciendo?

2. El liderazgo nunca debe ser individual, es colectivo. Para la costarricense, “hay que ensanchar la tienda de campaña” y luchar desde una trinchera colectiva, para tomar en cuenta mucha opiniones y puntos de vista y potenciar el trabajo en equipo.

3. Escuchar profundamente. Figueres recuerda que “no hay nadie que no esté, de una u otra manera, sufriendo en esta vida”, por lo que, a la hora de iniciar una negociación o resolver un conflicto, es de suma importancia poner atención profunda a lo que las otras partes dicen, pues solo así es posible obtener información clave para llegar a la mejor solución.

4. Abrazar la incertidumbre. Para Christiana, “no hay nada permanente en esta vida. Solo el cambio y la incertidumbre”. Así que, recomienda que tengamos presente que hay factores sorpresa que pueden arruinar nuestros planes o darles un giro inesperado. No hay que alarmarse, solo tenerlo en cuenta y trabajar con ello en mente.

5. Admitir la vulnerabilidad. La tica confiesa que hay ciertas cosas que siempre la hacen llorar, como las injusticias sociales. Ella ha aprendido a vivir con ello, aceptar que es humana y que es vulnerable. Esto es importante en un buen líder: conocer qué cosas lo ponen vulnerable y admitir que es así.

6. Asumir la responsabilidad por los errores propios y los de su equipo. Esto es de suma importancia, pues un buen líder asume las consecuencias cuando un miembro de su equipo se equivoca y trata de arreglarlo en conjunto. No es conveniente echar la culpa a los demás.

7. Practicar el optimismo testarudo. Si hay algo que ayudó a Christiana Figueres a liderar con éxito las negociaciones del acuerdo de París fue su testarudez. Ella asegura que se vale ser testarudo en beneficio del bien común.

Tomado de www.revistaperfil.com

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Open

Menu