Consejos de nutrición para mujeres de 30 años

Un nutricionista para cada necesidad

El metabolismo de las mujeres comienza a cambiar cuando llegamos a los 30 años. Es por eso que debemos cuidar nuestra alimentación, incluso antes de subirnos al “tercer escalón”.

Ver más: Baja de peso con más comida y menos calorías

Para prolongar tu salud y mantenerte en tu peso ideal, aún después de convertirte en mamá, lo más recomendable es elegir un estilo de vida más saludable. Aquí unos tips nutricionales para mujeres de 30 años:

Aumentá las proteínas y verduras. Optá por llevar una dieta completa, rica en nutrientes y baja en calorías, consumiendo todos los grupos de alimentos, especialmente proteínas para aumentar la firmeza de los tejidos y evitar el estreñimiento. Elegí las carnes blancas, legumbres y muchas verduras. Es recomendable que el mayor aporte calórico sea en el desayuno y en el almuerzo, la cena debe ser más ligera.

Hidratación y más fibra. Uno de los beneficios de los alimentos ricos en fibra es que ayudan a absorber calcio, un mineral esencial para dientes y huesos, algo que todas las mujeres de 30 años deben recordar, así como el tomar abundante agua.

Publicidad

Una fruta para cada día. Las frutas son excelentes fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes. Una de las mejores opciones son las que contienen vitamina C porque favorecen la prevención del cáncer, tales como la guayaba, naranja y mandarina. Por otra parte la manzana, sandía y fresas se asocian a la eliminación de radicales libres, los cuales son “archienemigos” de las mujeres de 30 años (y más). Es recomendable consumir la fruta antes de las 6 p. m., como merienda de media mañana o en la tarde.

Grasas insaturadas. Una porción al día de las llamadas “grasas buenas“, como una cucharadita de aceite de oliva, 1/3 de aguacate ó un puñito de frutos secos como las almendras, nueces o el maní sin sal, son ideales para protegerte contra las enfermedades cardiovasculares.

Ejercicios aeróbicos moderados. ¡A moverse! Las mujeres de 30 años no deben dejar de lado las rutinas fitness para fortalecer sus músculos. Natación, bicicleta, las caminatas a paso ligero y los pilates conllevan múltiples beneficios.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela.

Por Andreína Santos, de Eme de Mujer Venezuela. Foto: Archivo de Eme de Mujer.

Publicidad