Ejercicios para tu tipo de cuerpo

Ejercicios-tipo-cuerpo
Ejercicios-tipo-cuerpo

No existe una rutina mágica que nos sirva a todas. De ser así, los entrenadores personales no tendrían trabajo. Para suerte de ellos, los ejercicios deben elegirse de acuerdo a nuestros objetivos y adaptarse a nuestro biotipo.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

Alrededor de 1940, el estadounidense William Sheldon estableció una división de los tipos de cuerpo humano (biotipos) en tres categorías según su metabolismo, la capacidad para acumular grasa y sintetizar músculo. Estas tres categorías son: ectomorfo (los delgados), mesomorfo (intermedios o atléticos) y endomorfo (personas gruesas). El biotipo determinará el ejercicio que se debe hacer.

Las personas delgadas enfatizarán el trabajo con pesas a altas intensidades y cortas duraciones, con el objetivo de aumentar la masa muscular. El entrenamiento ideal debe basarse en ejercicios de fuerza y no en actividades cardiovasculares, ya que queman muchas calorías. Además, también afecta la dieta, pues quienes tengan un biotipo delgado deberán consumir suficiente proteína para evitar el catabolismo muscular (cuando nos ejercitamos de más, el cuerpo se empieza a alimentar de sus propios músculos).

Quienes tiene un cuerpo mesomorfo deben agradecer, pues este es el biotipo ideal. Es un nivel intermedio y fácilmente pueden desarrollar masa muscular. Un ejemplo de hombre mesomorfo es el actor Arnold Schwarzenegger. Con poco entrenamiento, su cuerpo queda tonificado y la dieta no es tema para ellos debido a que asimilan más rápido las proteínas, proceso que acelera la definición de su físico. La mezcla entre ejercicios con pesas y ejercicios cardiovasculares darán un aspecto espectacular.

Finalmente, están las personas gorditas, las endomorfas. Es el tipo de cuerpo más común y se caracteriza por acumular más grasa que los otros, debido a que tienen un metabolismo lento que hace que ganen peso con facilidad. Como tienen tendencia a la gordura, este tipo de personas debe llevar una vida más activa para quemar las reservas que no necesitan: caminar, subir escaleras y correr son ejercicios que deben hacer a diario para estimular el organismo. En cuanto a las rutinas deportivas que deben tener, deben basarse en ejercicios dinámicos que no hagan que los músculos se acostumbren y, para mantener el peso, lo primordial es comer menos carbohidratos y grasas, mientras que sí mayor cantidad de proteínas. Su entrenamiento debe incluir ejercicio cardiovascular combinado con pesas. Además, deben mantener controles constantes del porcentaje de grasa.

Publicidad

Tomado de www.revistaperfil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *