Listas para la llegada del bebé

Empieza la cuenta regresiva para las decenas de embarazadas que, al igual que en años anteriores, darán a luz en setiembre.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

María Solano, enfermera del área de Maternidad del Hospital Clínica Bíblica, enfatizó que en este mes la mamá está particularmente sensible por diversas razones, entre ellas el cansancio.

Los dolores de espalda aumentan por el peso, le cuesta dormir y empiezan a ser más constantes las contracciones en su vientre.

Para aliviar un poco la espera y bajar la tensión, las futuras mamás pueden hacer aeróbicos, pero de bajo impacto, nadar o caminar durante el día.

Publicidad

En el último trimestre, la mujer empieza a tener dificultad para respirar y para ayudarle, especialmente durante las noches, puede intentar dormir semiacostada con varias almohadas entre las piernas.

Y si tienen problemas de circulación o si su cuerpo está muy hinchado, lo mejor es acostarse al menos unos minutos durante las tardes con las piernas en alto.

Por último, debe aprender a identificar lo que no es normal y estar muy atenta.

El ginecólogo Kenneth Loáciga aconseja estar alerta si hay sangrados, si el bebé no se mueve aunque esté la madre en reposo, si hay expulsión de agua con un olor a cloro o si tiene una contracción cada 10 minutos o más. En esos casos, vaya al hospital.

En el último mes, es muy importante que haga los seis tiempos de comida al día.

Publicidad

Por Neyssa Calvo Achoy/ Grupo Nación. Fotografía de archivo Eme de Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *