Prepará una clásica ensalada Cobb

Infaltable en los menús internacionales, sean o no de dieta, la ensalada Cobb es una de esas recetas clásicas que continúa cautivando paladares. Otra de las ventajas es que rinde muchísimo y la podés dejar ensamblada hasta la hora de comer. No dejés de preparar esta versión en casa:

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

INGREDIENTES:

  • 1 pechuga de pollo mediana sin hueso
  • 1 aguacate
  • 2 huevos
  • 2 tomates maduros
  • 2 tazas de lechuga
  • 1 taza de berro
  • Cebollín para adornar
  • Un par de tiras de tocineta (opcional)
  • 100 gramos de queso azul
  •  Sal y pimienta a gusto

PARA EL ADEREZO:

Podés utilizar unas tres cucharadas del tradicional “Ranch“, o hacer uno casero a base de aceite, vinagre y una cucharadita de mostaza para tu ensalada Cobb.

Publicidad

PASO A PASO:

Lo primero que debés hacer, para ganar tiempo, es sancochar la pechuga de pollo en una olla con agua sin sal. Cuando esté tierna -entre 15-20 minutos- retirala y cortala en cuadritos.

Al mismo tiempo, poné a cocer los huevos; después, pelalos y cortalos en rebanadas.

Lavá las lechugas y el berro y, utilizando tus manos, hacé un mix, cuidando de que los trozos no te queden demasiado grandes.

Prepará los tomates, el aguacate y el cebollín en rodajas o en forma de media luna.

Publicidad

Para armar tu ensalada Cobb, la clave es servir todos los ingredientes separados. De este modo, colocá todo en líneas en platos o en envases de vidrio.

Aderezá a tu gusto y, como toque final, agregá las virutas de queso azul.

TIP EME: 
Por lo general, la ensalada Cobb es un plato único, así que podés comer poco a poco. Así degustarás las capas de sabor con la seguridad de comer balanceado.

Por María Gabriela Cartaya. Eme de Mujer VE. Imagen: Archivo Eme