A respetar los tiempos de comida

El sedentarismo, la posibilidad de picar y picar y la ansiedad, son detonantes con los que viven muchas mujeres y obtienen como saldo varias libras de más.

Ver más: Baja de peso con más comida y menos calorías

Entre cuatro paredes, las amas de casa se encuentran en mayor riesgo de sufrir trastornos alimenticios que generan sobrepeso, asegura la nutricionista Marcia Pérez.

Ella agrega que es una situación muy común, pues suelen brincarse tiempos de comida, casi no hacen ejercicio para quemar calorías y suelen alimentarse muy mal durante el día.

Mauricio Barahona, médico especialista en nutrición, destaca que las administradoras del hogar tienen como costumbre no comer mucho, aunque están picando de lo que preparan al almuerzo o la cena. Añade que esta población padece lo que se conoce entre colegas como el   síndrome del basurero, pues se comen también las sobras del almuerzo y cena con la idea de no desperdiciar comida.

Publicidad

“Lo peor es que se tiende a creer que como no tienen jefe o compañeros no se preocupan. Sin embargo, acumulan mucho estrés recibiendo las quejas de todos en casa y eso le genera ansiedad y lo liberan comiendo”, señala Barahona.

Es importante tomar en cuenta que el trabajo en la casa, aunque llegue a agotar físicamente, no gasta muchas calorías al día. De ahí la necesidad de ejercitarse al menos 50 minutos tres veces a la semana, aconseja Pérez.

¿Qué hacer para solucionarlo? En opinión de los expertos el primer paso es tener una actitud positiva hacia el cambio y luego empezar a poner en práctica pequeños consejos para cambiar hábitos de alimentación en casa.

Según Melissa Vargas, nutricionista de Prosalud, pueden echar mano de grupos de autoayuda para rebajar de peso mediante el ejercicio al aire libre, por ejemplo.

También hay que aprender a comprar en el supermercado. Es decir, fijarse en escoger alimentos con poca grasa, sodio y calorías.

Publicidad

“La gente debería caminar más en la periferia del supermercado porque suelen estar los productos más frescos”, recomienda Vargas.

El médico Barahona, sugiere preparar poca cantidad de alimentos para que de esta forma no queden sobras. Además, de respetar horarios regulares de comida: cinco veces cada tres horas para acelerar el metabolismo.

Por Neyssa Calvo Achoy. Publicado en Grupo Nación. Fotografía de archivo de Eme de Mujer.