Tu rutina nocturna podría subirte de peso

las grasas son alimentos con alta densidad de energía, algunas son más sanas que otras

Está haciendo lo necesario para llevar un estilo de vida saludable, entonces, ¿por qué la báscula sigue mostrando el mismo número?

Ver más: Baja de peso con más comida y menos calorías

Una posible respuesta a este horrible misterio podría ser su rutina nocturna. Es que los hábitos incorrectos podrían arruinar todos los esfuerzos.

Comer y ver la tele al mismo tiempo. Varias investigaciones han demostrado que comer distraídamente afecta no sólo la cantidad de consumo, sino también el hecho de que recuerde haber comido. ¿Nunca le ha pasado? ¿Come palomitas en el cine? ¡Y ni siquiera se le quita el hambre! Lo peor del caso es que no importa si su snack es saludable, pues todo tiene calorías y en exceso le puede ayudar a subir de peso.

Publicidad

Snacks no saludables. Si no puede ver Stranger Things, una de las series más “adictivas” de Netflix, sin un bol de palomitas, está bien. Sólo asegúrese de contar esas calorías extra en su total. Recuerde, NO es malo comer algo en la noche, pero si elige snacks refinados o muchos azúcares, es obvio que su estrategia le hará subir de peso.

Un trago antes de dormir. El alcohol, además de ser rico en calorías vacías, interrumpe el ciclo del sueño. No importa que la relaje al principio, pues al final no la dejará dormir bien. Y como sabe, no dormir lo suficiente interfiere con las hormonas del hambre, las cuales provocan horribles antojos.

Ver el celular antes de dormir. La luz azul emitida por el celular, la laptop y la televisión pueden afectar su ciclo de sueño, así que se recomienda dejar el dispositivo mínimo una hora antes de dormir. Al no alcanzar la profundidad del sueño deseada, su cuerpo no descansa y si no hay descanso, no funciona correctamente para bajar de peso, ni para vivir.

celular, sexiting

Esperar mucho para dormir. La mayoría de las personas necesitan entre 7 y 8 horas de sueño, pero de acuerdo a un nuevo estudio, sólo 2 tercios de la población lo logran. Y aunque muchos desvelados se enorgullezcan de no dormir, las horas de sueño pueden tener un mal impacto en su peso, el cual va empeorando con los años.

Publicidad

Despertar muy tarde. Madrugar es difícil, pero debería resistir la necesidad de saltarse el desayuno. No por nada el desayuno es la comida más importante el día, pues no sólo le da la energía que requiere la jornada, sino que también le ayudará a comer menos calorías durante el resto del día.

Foto: Archivo Eme de Mujer