Razones por las que el sexo mejora con la edad

¿Recordás cómo fue tu primera vez? Muchas veces esa nueva experiencia no es la más memorable, principalmente por nuestra falta de conocimiento con respecto al sexo o debido al nerviosismo.

Ver más: 5 Cosas que no sabías del pan

Sin embargo, con el paso del tiempo, ese aspecto de nuestra vida ha mejorado y hemos ganado experiencia. Como el buen vino, la calidad del sexo aumenta con los años y pasa a ser más importante que la cantidad de encuentros que tenemos.

Y no es difícil darse cuenta, solo basta con comparar cómo era el sexo 10 años atrás y el que tenemos hoy. Así que tomá nota:

1.- Tenés experiencia. Haya sido bueno, regular o malo, cada encuentro que hayás tenido te ha dejado una enseñanza. Con todas ellas has empezado a hacerte ideas más claras de lo que es el sexo para vos, lo que querés y lo que te gusta.

Publicidad

2.- Sabés lo que te gusta. No hay nada mejor que el tiempo para descubrir qué es lo que en verdad disfrutás a la hora del sexo. Bien dice que más sabe el diablo por viejo, que por diablo.

3.- Decís lo que querés. Si antes eras de las que aceptaba lo que tu pareja proponía, ahora te sientes mucho más poderosa y con la capacidad de proponer y llevar el encuentro por el lado que vos querés.

4.- Tenés más confianza. El tiempo te ha ayudado a madurar y a ganar confianza en distintos aspectos: tu cuerpo, la forma como te ves frente al espejo, tu capacidad, etc. Es esa confianza la que te hace brillar cuando de sexo se trata.

5.- Conocés tu cuerpo. Ya sabés dónde deben y cómo deben tocarte para disfrutarlo más. También conocés las posiciones que podés manejar y cómo va a reaccionar tu cuerpo ante cada estímulo que recibe.

6.- Sabés de lo que sos capaz. Antes te daba miedo probar algunas cosas hasta que decidiste hacerlas y te diste cuenta que no estaban nada mal. Poco a poco, descubriste que tenés mucho más para dar.

Publicidad

7.- Sos realista. El tiempo te enseñó que hay que trabajar para llegar a un orgasmo, que no todos los encuentros son perfectos y que ese hombre que parece intenso al besar puede ser una decepción. Tenés los pies más puestos sobre la tierra… o la cama

8.- Sabés la importancia de la atmósfera. Cuando eras más joven solo te enfocabas en el sexo. Ahora te has dado cuenta de que el juego previo, las luces, la música y todo el ambiente pueden elevar la intensidad del encuentro.

9.- No es oro. A veces no es necesario tanta alharaca y flexibilidad para pasarla bien. El tiempo también te ha enseñado a apreciar la simpleza del sexo y disfrutar cada segundo de él.

Fuente: GDA / El Comercio / Perú. Foto: Archivo de Eme de Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *