Sexo casual sin culpas

Conociste a alguien y te encantó. Te dejaste llevar por el momento y decidiste “acostarte” con esa persona.

Ver más: Luce una piel de diosa con estos tips

El sexo casual o recreativo no tiene que ser un problema. Ni tiene por qué cuestionarse. Las mujeres también podemos proponer, decidir, tomar la iniciativa, sentir placer y llamar al día siguiente si se desea repetir la experiencia. Tenemos derecho a elegir pareja y a disfrutar.

El juicio social o, mejor conocido como, el “miedo al qué dirán”, sabotea en muchos casos la sola intención de querer probar qué se siente disfrutar sin ataduras, por lo que muchas mujeres, llenas de miedos, lo evitan.

Si la educación sexual ha sido restrictiva y basada en la culpa, es muy posible que pensamientos llenos de recriminación y con juicios de valor aparezcan como intrusos en tu mente. Pero puede reaprenderse una forma nueva de vivir la sexualidad.

Publicidad

Si se quiere disfrutar del sexo casual sin culpas, es importante hacerlo responsablemente protegiendo el cuerpo y las emociones. Usar preservativo es imprescindible si el repertorio erótico incluye penetración. Por otra parte, es clave que tanto vos, como la persona con quien estarás, tengan claro que ese encuentro es solo una experiencia sexual y que no se quiere mayor compromiso, de esta forma no habrá expectativas. Por razones de seguridad, evitá tomar fotos o grabar tu encuentro erótico.

Si nunca lo has hecho, pero  la idea te atrae y pensás que podrías probarlo, es importante mantener los pies en la tierra. Podría ser una experiencia fantástica, pero el mal sexo existe, aun cuando es bien sabido que los orgasmos son tu propia responsabilidad. Puede ser que tu vivencia sea aburrida o poco gratificante, ¡tomalo con humor! (y no lo llamés más).

No todas las personas pueden disfrutar sin formar vínculos afectivos. Son estilos personales. Si no te sentís a gusto, o pensás que puede ser una experiencia dañina emocionalmente, entonces, no es para vos.

Por Michela Guarente de Eme de Mujer Venezuela. Foto: Archivo de Eme de Mujer.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *