¿Dormís lo suficiente? ¿Sabés cuánto tenés que descansar según tu edad?

Dormir todo lo que el cuerpo requiere, según su etapa de vida, es fundamental para evitar problemas como depresión.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

“No te durmás tan tarde”, “apagá el computador que mañana te levantás temprano”, son algunas de los típicos pedidos que les hacemos a nuestros hijos, sin que ellos presten mucha atención. Sin embargo, estas frases están muy respaldadas por la medicina: mientras más pequeños, más horas de sueño se requieren.

“Dormir es una necesidad de la mayoría de los animales, incluyendo al ser humano, donde el cuerpo y la mente descansan del ajetreo del día a día”, explica Lucas Consigliere, médico cirujano del Centro de Salud Araucana, quien afirma que muchas personas se quejan de tener problemas para dormir lo suficiente.

Consigliere, asegura que “alrededor de un 15% de las consultas de medicina general tienen relación con el sueño”. Es por eso que señala la importancia de saber que es una necesidad y una actividad fundamental para llevar una buena calidad de vida. Tal como indica el médico, existen distintas fases del sueño y solo en una de ellas se logra un descanso reparador.

Publicidad

– La primera fase es el sueño REM (por sus siglas en inglés Rapid Eye Movement, que significa movimiento rápido del ojo), que es la etapa donde recién se produce el sueño.

Fase 1: es la primera etapa del sueño liviano, donde se puede despertar fácilmente.
– Fases 2 y 3: son profundizaciones de la fase 1 hasta llegar a la fase 4.
Fase 4: es la etapa más profunda del sueño, donde se logra el descanso reparador.

Horas de sueño recomendadas
Además, el profesional señala que cada persona debería dormir un número determinado de horas de acuerdo con su edad:
Recién nacidos: necesitan dormir entre 12 y 15 horas.
2 años de edad: entre 11 y 14 horas.
Desde los 3 a 5 años: requieren de 10 a 13 horas de sueño.
Desde los 6 a 13 años: entre 9 a 11 horas.

En la infancia, asegura que es de suma importancia un buen dormir, sobre todo porque es en el sueño profundo cuando se produce la reparación y crecimiento neuronal, lo que significa que es el momento donde se va consolidando lo aprendido durante el día. Y por otro lado, en el sueño de los niños también se genera “el mayor crecimiento del cuerpo”.

– Adolescentes: de 9 a 10 horas. En esta etapa, el médico asegura que el cuerpo no crece tanto, pero el cerebro se sigue desarrollando y generando nuevas conexiones. El profesional también explica que, en general, la falta de sueño puede tener como consecuencia directa un menor rendimiento escolar. Además, señala que la probabilidad de “desarrollar enfermedades psicopatológicas como la depresión y la esquizofrenia, aumenta”.

Publicidad

– Mayores de 18 años: deben dormir entre 7 y 9 horas. En la adultez, Consigliere advierte que es donde hay más posibilidad de desarrollar problemas a la salud producto de la falta de sueño. Según dice, esto puede generar dos tipos de efectos dañinos: la privación de sueño aguda y la crónica. En la privación de sueño aguda, aumenta la probabilidad de tener hipertensión, enfermedades metabólicas y de tener un infarto al saltarse una noche de sueño. En el caso de la privación del sueño crónica, advierte que “hay mayor degeneración mental, hablando de un mayor riesgo de demencia sobretodo en adultos mayores”, señala.

¿Cuánto dormiste hoy?

Por El Mercurio, Chile, GDA
Foto: archivo Eme de Mujer