Indispensables de belleza que debes tener en tu oficina

No olvides tu polvo compacto

Retocar tu maquillaje a mitad de la jornada laboral será muy fácil, por lo que no debés olvidar estos artículos de belleza.

Ver más: Desinflama el vientre en un tris

Por mucho fijador de maquillaje que utilices este igual se puede ir absorbiendo durante el día, más si tu trabajo implica ir de un lado a otro o sencillamente al tomar café, agua o probar un snack.  Por lo que no tenés el acabado profesional que tenías justo al terminar de maquillarte.

Para evitar este problema es recomendable retocar tu look a lo largo del día. Para ello te mostramos seis productos de belleza indispensables en tu oficina:

Publicidad

1.- Polvo compacto. Para evitar que el brillo invada tu cara, es recomendable tener en el cajón de tu escritorio un polvo compacto. El te ayudará a mantener la grasa de la piel bajo control y a fijar mejor el maquillaje.

2.- Corrector. El uso del corrector debe ser moderado, en especial si querés tapar ojeras o alguna imperfección del rostro. Podés aplicar un poco después de almuerzo o si tenés una reunión importante, siempre y cuando notés que el que usaste al salir de casa se ha desvanecido o corrido un poco.

3.- Labial. Como lo mencionamos arriba, al comer o tomar algo en tu oficina el labial se va removiendo y si no querés que se vea descuidado lo mejor es tener uno de repuesto en la oficina y retocarlo cuando gustés.

4.- Limas. El manicure bien hecho es muy importante durante la jornada laboral, pues si tenés una reunión lo mejor es tener las manos impecables.Pero, como la Ley de Murphy existe, seguro ese día tan importante te rompes una uña y debés limarla. Menos mal que eres una mujer precavida y tenés a la mano con que hacerlo.

Publicidad

5.- Toallitas quita esmalte. Esta nueva presentación es muy cómoda y funciona muy bien si el esmalte de tus uñas ya se peló. Tomá una y retirá el esmalte completo, si tenés algún brillo mucho mejor y así quedará como si nada.

6.- Perfume. Un retoque durante el día, siempre y cuando el aroma de tu perfume no sea fuerte, estará bien. Nada más agradable que cuando saludés a alguien este note tu perfume.

 

Foto: Archivo Eme