Todo lo que debés saber del cuidado íntimo durante el verano

La piscina, el deporte al aire libre, las salidas con amigas y otras actividades propias del buen tiempo toman protagonismo en nuestra agenda en estos días. Y también es una época que nos exige un poco más de cuidados: la piel, el cuerpo, la alimentación y nuestra zona íntima.

Ver más: 5 Cosas que no sabías del pan

¿Sabías que la mayoría de molestias en esta zona suelen generarse durante la época de altas temperaturas? Para que disfrutés de un verano a pleno te contamos todo lo que tenés que saber para estar siempre fresca y protegida y para que nunca ¡te detengás!

Utilizar ropa de algodón y prendas no muy apretadas
La moda no incomoda ¿o sí? Por tu cuidado íntimo es muy importante que la ropa interior y, en lo posible, exterior, sea de materiales que permitan la transpiración como, por ejemplo, el algodón, para evitar aumentar la temperatura y la humedad de la zona.

En los días más femeninos, no te detengas
En el verano, nuestra época más femenina, nos suele poner en aprietos. En esos días podemos estar más hinchadas, doloridas y quizás suframos algunos retrasos involuntarios por el cambio de clima. Para que nada te detenga podés usar la protección femenina que más se adapte a tus necesidades. Eso sí: es recomendable cambiar reiteradas veces las toallitas o los tampones, para de esta forma evitar toda posibilidad de aumentar la temperatura y cambiar el PH.

Publicidad

Ser cuidadosa después de la o las duchas
Sabemos que las mujeres nos ejercitamos más cuando estamos próximas al verano. En estos días es posible que con el calor, nos duchemos más de una vez al día, pero aunque sea sólo una vez, este tip es vital: luego de salir de la ducha, hay que secar bien la zona íntima para que no quede húmeda, ya que de lo contrario, favorece la posibilidad de que se alojen bacterias.

No depilarse por completo
Muchas chicas optan por la depilación completa. Claramente es mucho más cómodo cuando usamos biquini o enterizas, pero la anatomía del cuerpo es muy sabia. Los vellos en esta zona cumplen varias funciones, protegen el pubis de fricciones, golpes y funcionan como una barrera para que la transpiración o el agua no entre en contacto directo.

Por Ena Victoria Ramírez Peñuela, Eme de Mujer Uruguay. Foto: Archivo de Eme de Mujer.

Publicidad