Prepárese para la llegada del bebé

La llegada de un bebé es motivo de alegría, pero también genera sentimientos que atormentan a los padres una vez que descubren que esperan una nueva vida.

Ver más: Causas de la alopecia canina

La educación se convierte en un aliado para enfrentar los cambios físicos y emocionales, durante un embarazo. De ahí, la importancia de buscar literatura y consultar a los especialistas para evitar que los temores e inquietudes se apoderen de la pareja.

Yancy Cascante, ginecóloga obstetra del Hospital Universal, en Cartago, sugiere a los padres, primerizos o no, ir más allá de la información que facilita el médico en la consulta prenatal. Es decir, investigar y recibir toda la preparación con personal calificado.

Si esperás un bebé y querés aclarar las dudas, podés asistir al curso prenatal y recibirlo en los primeros meses de gestación. De esa manera, conocerás los cambios que experimentará el cuerpo de la madre y su hijo semana a semana.

Publicidad

La Caja Costarricense del Seguro Social  y las instituciones privadas brindan ese tipo de cursos en todo el país. Si estás interesada podés solicitar información en los hospitales o centros de salud de la comunidad.

“Las parejas que se capacitan sienten mayor seguridad en el proceso del embarazo, parto y posparto, sin olvidar los temores, principalmente de los padres primerizos”, destaca María SolanoPizarro, enfermera obstetra y jefa de maternidad del Hospital Clínica Bíblica.

Sus palabras son secundadas por Shirley Ramírez, propietaria de Boutique Maternales que imparte dichos cursos. Ella ha sido testigo de cómo los progenitores al asistir a las clases ven reducida al mínimo la ansiedad.

La futura madre puede asistir con su compañero sentimental o  con su madre, hermana o la persona de su elección. Lo ideal, es que sea quien la apoye antes y durante el nacimiento.

Los temas que se tratan en las charlas son variados, entre ellos todo lo relacionado con el parto, la cesárea y la recuperación tras el alumbramiento. Entre estos también se incluye, el cuidado del recién nacido, la alimentación de los niños en los primeros meses de su vida y los ejercicios de relajación y respiración para la madre.

Publicidad

¿Dónde acudir? La decisión dependerá del tiempo y el presupuesto disponible, si se inclinan por una opción privada. Sin embargo, es importante tomar en cuenta otros factores como la infraestructura del lugar, el contenido de las exposiciones y quiénes las imparten.

Según Cascante, las reuniones pueden ser dirigidas por un ginecobstetra, una enferma obstetra, un psicólogo, un nutricionista o un médico general.

Para ayudar a las parejas en su elección, Cascante recomienda hacer una lista con las dudas, solicitar los programas de trabajo y analizar si ahí encontrarán respuesta a sus inquietudes.

Por Neyssa Calvo Achoy. Grupo Nación. Fotografía de archivo Eme de Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *