¿Sin sexo? Así afectas a tu cuerpo

Probablemente has escuchado en más de una oportunidad qué puede sucederle a tu cuerpo debido a la falta de sexo.

Ver más: Luce una piel de diosa con estos tips

1.- Al dejar de tener sexo, poco a poco vas perdiendo el deseo. Tu cuerpo produce menos dopamina, hormona encargada de activar el deseo sexual y de producir placer. Entonces, si no hay sexo, no hay hormona, sin hormona no hay deseo…y sin deseo no hay placer, todo es una cadena.

2.- Podrías subir de peso. Un estudio realizado por la Universidad de Alabama señaló que por cada diez minutos de sexo se queman aproximadamente 40 calorías.

3.- ¿Sabías que la actividad sexual fortalece el sistema inmunológico? Pues sí, el tener una vida sexual activa aumenta en  30% la inmunoglobina, al no tenerla quedas más expuestas a enfermedades como gripe y resfríos.

Publicidad

4.- Mayor estrés. Según estudios de la Universidad de Princeton,  tener sexo con regularidad reduce notoriamente el cortisol, más conocida como la hormona del estrés. Al no tener una vida sexual activa, te podés sentir más irritable y propensa a sufrir episodios de ansiedad.

5.- Dudas. Al estar en pareja y no tener ganas suficientes de tener sexo regularmente comenzarán a asaltarte las dudas con respecto al tipo de relación que llevás. Si bien, no es lo más importante, el sexo es una parte fundamental en toda relación. En ese sentido, no estarás tranquila, ya que incluso podrías llegar a dudar de la fidelidad de tu pareja.

6.- Hormonas. Cuando tenés sexo se libera en tu organismo un neurotransmisor llamado dopamina, que controla los impulsos y mejora la atención, además se segrega también oxitocina, mejor conocida como la hormona del amor, encargada de fortalecer los lazos románticos. Cuando hay abstinencia, estas sustancias no se segregan, generando drásticos cambios de ánimo.

7.- Problemas cardíacos y, más aún, para quienes no practican algún tipo de actividad física o deporte. Debido a que el sexo es considerado también como un excelente ejercicio cardiovascular. Diversos estudios realizados a personas con largos períodos de abstinencia muestran que estos son más propensos a sufrir problemas cardíacos.

8.- Lo positivo. Todo tiene un lado positivo, en este caso, es que al no tener sexo, tenés también menos probabilidades de sufrir infecciones urinarias, o las tan temidas Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), ya que estas se generan muchas veces por la transferencia de bacterias durante el sexo.

Publicidad

Fuente: GDA /Viù!/El Comercio/Perú