¿Sos feliz con la vida que tenés?

Mujerfeliz
Mujerfeliz

La búsqueda de la felicidad suele ser un tema complejo, pero muchas veces ni quiera hay que buscarla: ya somos felices y no lo sabemos. ¿Será este tu caso?

Ver más: Liga como pro en Tinder con estos consejos

Nadie sabe el secreto de la felicidad y tampoco podemos esperar que al seguir algunos pasos esta toque a nuestra puerta. Ser feliz depende de nosotras, de cómo nos sentimos, de cómo vemos el mundo y de cómo cultivamos nuestras relaciones con el entorno.

Lo que sí podemos asegurarte es que al responder de forma afirmativa las siguientes preguntas sos feliz. No porque lo decimos nosotras sino porque vos misma te darás cuenta de lo afortunada que sos en la vida, sin importar los altibajos o los tropiezos:

  1. ¿Querés más? No por codicia, sino porque tenés definidas tus metas y sabés que sos capaz de llegar mucho más alto. Apreciás lo que tenés, lo cuidás, lo valorás y deseás ir por mucho más.
  2.  ¿Sos perfeccionista? Esto no es un defecto, siempre y cuando no lo llevés al extremo. Te gusta hacer bien las cosas y procurás que todo lo que te rodea sea igual. Un poco de exigencia está bien.
  3. ¿Has trabajado duro para conseguir lo que tenés hoy? Ser feliz consiste en mirar al pasado y reconocer que todo es fruto de tus desvelos y sacrificios, porque sos talentosa, creativa y decidida.
  4. ¿Tenés pasatiempos? La clave para lograr el equilibrio en la vida es contar con actividades para desestresarnos, que nos apasionen y nos hagan distraernos del eventual estrés del ambiente.
  5. ¿Aceptás los cambios? Nada en esta vida es estático ni debe pretender serlo, mucho menos vos; no temás a las transformaciones y no entrés en zonas de confort nunca. De lo contrario, no avanzarás.
  6. ¿Te felicitás por tus logros? Una cosa es reconocerlos y otra es saber con seguridad que te los merecés, luchaste por ellos y debés recompensarte vos misma para celebrar cada meta que alcanzás.
  7. ¿Reís todos los días? Los sentimientos negativos no son buenos. Olvídate de centrarte en lo malo y procurá siempre tener una sonrisa en los labios. Recordá:“un día sin risa es un día perdido”.

Por Génesis Amaris, Eme de Mujer Venezuela
Foto: archivo Eme de Mujer

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *