Todo empieza como un cuento

Hablar sobre las drogas no es un tema sencillo de tocar con sus hijos, pero el secreto radica en atraer su atención como si le contaran un cuento.

Ver más: Detecta a tiempo el cáncer cervicouterino ¡con el celular!

Muchos padres posponen el momento para conversar con ellos corriendo el riesgo de que busquen información incorrecta fuera del hogar, comenta la psicóloga Melissa Céspedes.

Eso sí, es importante que se aborde tomando en cuenta la edad de los menores, pues no se trata de darle una charla magistral a un preescolar, sino, que los padres preparen el camino para ello.

Primero, hay que cultivar la confianza del niño y valerse de historias reales de familiares y amigos para mostrar de manera sencilla la verdad, dice Céspedes.

Publicidad

Lo que cierto es que las drogas, en mayor o menor grado, rodean a sus hijos en los sitios que frecuenta. De ahí, la necesidad de no postergar el tema entre padres e hijos, indica el psicólogo Luis Diego González afiliado a Enfoque a la Familia.

Los chicos entre tres o cuatro años ya tienen cierto grado de consciencia y se les puede explicar en forma sencilla los peligros y también los beneficios de algunas drogas medicadas. Ya en la escuela se puede profundizar sobre los aspectos negativos y que hay gente que lo usa pese afectar el funcionamiento de su cuerpo y mente.

Por Neyssa Calvo Achoy. Publicado en Grupo Nación. Fotografía de archivo Eme de Mujer

 

Publicidad