La mamá de las hamburguesas

Entre las quince opciones ʽgourmet’ que formaron parte del primer Burguer Fest que se realizó en el país, la que cautivó el paladar de los jueces fue aquella que une lo mejor de este plato típico estadounidense con las tapas españolas.
Los más puristas podrían poner en duda su autenticidad como hamburguesa desde la primera ojeada ya que su pan es cuadrado y tipo ciabatta, alejado de ese redondo y suave de las propuestas comerciales. No obstante, ese fue uno de los elementos del platillo de La Masía que atrapó al jurado en la final del Burger Fest, realizado el pasado 14 de octubre, y le adjudicó a la Burguermasía la “Espátula de oro”.
También los atrajo la torta de res, compuesta en un 50% por carne de la raza Brahma y otro 50% de Wagyu, la cual es apreciada por su sabor y jugosidad. Sin embargo, fue el aguacate, la tocineta y la pincelada española –el queso manchego y la mayonesa de pimientos del piquillo, miel, azafrán y frutos secos– lo que diferenció a la Burguermasía de las otras otras 15 participantes y conquistó al jurado: a Giuseppe Tarnero (columnista gastronómico), el diplomático Ricardo Añino, a C F. Winter (funcionario de la Organización Internacional para las Amáricas), a Siggi Soler (importador y desarrollador de marcas premium y productos gourmet a Costa Rica), al chef francés Alain Biles y las chefs Patricia Richter y Doris Golgewitch.
Para un restaurante donde las tapas y las paellas son las protagonistas del menú, una hamburguesa fue una creación colectiva que surgió cuando se les invitó a formar parte del Burguer Fest: festival gastronómico en el cual 15 locales ofrecieron, durante tres semanas, su versión gourmet de la comida rápida por excelencia que se acompañó de refresco, agua o cerveza.
La Burguermasia se convirtió durante un mes en uno de los platos más solicitados del local, ubicado en Plaza Tempo. Según el personal de cocina, llegaron a servir hasta 150 durante una jornada. Ahora, se mudará a La Bistro, un proyecto hermano del restaurante español que se ubicará en Multiplaza Escazú.
De oro, de plata, de bronce
Además de La Masía, otros dos restaurantes fueron premiados en el Burger Fest. La “Espátula de plata” la recibió el restaurante Alma con la Frita cubana, una mezcla de chorizo y res, con ketchup de banano y albahaca, cebolla e hilos de papa frita. La “Espátula de bronce” fue para la Marriottburger, del Hotel Marriot Belén. Esta incluía una torta angus, pesto de tomate, queso havarti, arúgula y prosciutto.
Una hamburguesa de 15 caras
15 restaurantes top formaron parte del Burger Fest 2015. Cada uno le dio su toque personal a tan versátil platillo: 8vo Rooftop, Alma, Costa Rica Beer Factory, Estación Atocha, Factory Steak & Lobster Hotel Intercontinental, Hamburguesía, Hard Rock Café, Il Gatto Pardo, Jurgen’s, La Divina Comida, La Masía, Marriott San José, Quattro Wyndham San José Herradura, Studio Bar&Grill y Vino Mundo.

 

Tomado de la revista Vivir y Comer/ Grupo Nación.

Publicidad

Más de Equipo EME Costa Rica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *