Trucos de zapatos que debés saber

Los zapatos son una obsesión para la mayoría de las mujeres; sin embargo, estos pueden causar grandes dolores de cabeza.

Ver más: Baja de peso con más comida y menos calorías

Para evitar ampollas, cortes o resbalones, te ofrecemos varios trucos para que los apliqués con los nuevos y viejos calzados.

  • Cuando los  zapatos nuevos tienen las suelas muy suaves es normal que te hagan resbalar en varias superficies. Para evitarlo, podés pasar una lija sobre la suela para que tome más textura y ayude a tener una mayor fricción.
  • Si los zapatos de cuero tienen pequeñas manchas, podés humedecer un poco de algodón (no exagerés en la cantidad, ya que podés eliminar los aceites del cuero y dañar su textura) con alcohol isopropílico para removerlas con facilidad.
  •  Los zapatos nuevos tienden a apretar en algunos lugares, para ello podés llenar dos bolsas de cierre hermético con agua y colocarlas dentro del calzado. Luego se ponen en el congelador durante 12 horas. Pasado el tiempo se sacan y se dejan descongelar las bolsas.
  • Otra forma de estirar los zapatos nuevos es colocando dentro de ellos una media de lana y aplicarles calor con un secador de cabello.
  • Para eliminar el mal olor, se coloca una cucharada de bicarbonato dentro de cada uno, y se deja reposar toda la noche.
  • Para impermeabilizar los zapatos de lona, tenés que utilizar cera de abeja, luego dar calor con la secadora, lo cual hará que se derrita.
  • Los zapatos de charol tienden a perder su brillo con el tiempo, para recuperarlo podés utilizar un paño limpio con un poco de vaselina.
  • El calzado de gamuza se puede ensuciar con facilidad, para eliminar las manchas de grasa o aceite tenés que aplicar sobre la superficie un poco de harina de maíz. Dejá reposar durante 10 minutos y luego se frota con un paño suave.
  • No es ningún secreto que utilizar tacones daña los dedos, para evitarlo probá colocando cinta adhesiva en el tercer y el cuarto dedo, esto remediará la tensión y facilitará caminar.
  • Si los nuevos zapatos provocaron ampollas, podés  remojar los pies en té verde o negro. Esto aliviará el dolor, ya que contienen propiedades anti-inflamatorias.
  • Para evitar la aparición de las ampollas, podés colocar un poco de desodorante en gel en las zonas donde más te rocen.
  • Si tu pie se tiende a resbalar dentro de tus zapatillas, prueba colocar dentro una plantilla, te dará mayor comodidad.

Por Yessica Madelli. Tomado de Eme de Mujer USA. Fotografía de archivo Eme de Mujer. 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *