Lo que debes saber sobre las mentiras de los niños

Sobreestimulación niños
Sobreestimulación niños

Cuando los niños son pequeños, la explicación de sus mentiras tiene que ver con su edad y su etapa de desarrollo, sin embargo, es a partir de los cinco años cuando saben perfectamente diferenciar la verdad sobre lo falso, por lo que en ocasiones podrían mentir premeditadamente.

Ver más: Liga como pro en Tinder con estos consejos

La mentira muchas veces es utilizada como un mecanismo de defensa; de igual forma, los niños la mayoría de las veces mienten por temor a algún castigo o por no defraudar a sus padres. Para corregir este tipo de comportamientos en nuestros chiquitos, es recomendable conocer las causas que los motivan a mentir.

Es importante que como papás fomentemos la verdad en los niños, como una forma de procurarles mejores relaciones interpersonales en el futuro, por lo que somos nosotros los primeros que debemos actuar honestamente para ponerles el ejemplo. Enseñarle que sobre la mentira es mejor mantener la confianza de los demás.

Tomemos en cuenta que antes de los cinco años de edad los niños mezclan la realidad con la fantasía, por lo que cuando llegan a relatar situaciones irreales, lo hacen sin maldad ni para conseguir algún beneficio propio. La situación se torna en un problema cuando se convierte en algo recurrente y premeditado.

Publicidad

Existen diferentes motivos por los que un niño pueda llegar a mentir, algunos pueden hacerlo sólo por imitación. Si observan que la mentira es algo natural en su entorno, considerarán que es un acto natural y aceptado.

Por miedo: Si en ocasiones que dijeron la verdad fueron castigados, es natural que mientan cuando saben que actuaron mal como un mecanismo de defensa. En ese sentido, es importante ser cuidadosos de no reprender al niño cuando confiesa alguna verdad, por el contrario, debemos felicitarle por decir la verdad, pero explicarle que no está bien que haya actuado incorrectamente.

Algunos niños incluso dicen mentiras para evitar defraudar a sus padres, si saben que sus padres esperan demasiado de ellos, estarán más orillados a mentir por miedo a ser rechazados. Debemos ser conscientes que nuestros hijos no son perfectos y que, igual que nosotros, pueden llegar a equivocarse.

Para evitar la mentira en los niños es necesario destinarles un espacio cada día para escucharlos y conversar con ellos, procurar no juzgarlos y escucharlos a conciencia con el fin de lograr un ambiente de confianza que los lleve a ser sinceros con nosotros cuando se equivocan o hacen algo mal.

Por . Tomado de Eme de Mujer México. Recuerda que me puedes enviar todas tus dudas a @sedi_mx

Publicidad

Foto Archivo Eme de Mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *