¿Por qué hay más embarazos en verano?

Mucho tienen que ver las vacaciones y la diponibilidad de dinero producto de trabajos de temporada, pero también hay razones biológicas que impulsan a las humanas a embarazarse más durante los meses de sol radiante.

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS) sugiere que la predilección por concebir en verano (y que el hijo nazca en invierno) puede tener un componente biológico que predisponga a la reproducción en medio de los meses de sol. Además, encontró que los bebés “encargados” en verano tenían menos riesgo de ser prematuros, ganan en promedio más peso y son más saludables al momento de nacer.

“Los bebés engendrados en verano tienen un mayor peso al nacer, en parte porque las madres tienden a aumentar más su peso durante el embarazo cuando conciben en verano. Parece probable que se deba a que tienen una mejor dieta, aunque no podemos observar eso directamente con nuestros datos”, comentó en un comunicado de prensa Janet Currie, coordinadora de la investigación internacional.

En los meses con más lluvia, los bebés tienen un 10% más de riesgo de nacer prematuros. Una de las hipótesis es que esta es una época en la que es más fácil que la madre contraiga gripe, y esto podría motivar un parto adelantado.

Publicidad

La investigación se realizó solamente en Estados Unidos y no tomó en cuenta países tropicales. Sin embargo, consideran que podría ser un buen punto de partida para estudiar el fenómeno en otras latitudes.

En el caso de Costa Rica, los meses con más concepciones son épocas en las que usualmente no hay lluvia: enero, marzo y diciembre.

Tomado de www.nacion.com

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *