Consejos para evitar daños en los oídos

Si eres mamá y tienes hijos pequeños, seguramente, sabrás mejor que nadie cuales son los cuidados básicos que ellos requieren. Y es que, con el tiempo te has convertido en una superheroína, conoces trucos, estrategias y haces maniobras para velar por su bienestar.

Es vital estar alerta en todo momento, pero sobre todo cuando llegan esos momentos de diversión durante el fin de semana. Entre la emoción y las ganas por bañarse en la piscina, algunos niños ni siquiera esperan por el protector solar. Otros salen corriendo, y de un salto enérgico se sumergen. Los oídos son orificios muy sensibles y sufren algunos daños cuando entran en contacto con el agua. Entonces, ¿qué hacer? Toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Lo primero es orientar a tus hijos para que sepan lo que está permitido y lo que no cuando vayan a la piscina.

-Evita que entren al agua de forma brusca. Lo más recomendable es que se zambullan  lentamente.

Publicidad

-Siempre debes llevar un botiquín de primeros auxilios. Ten a la mano tapones hipoalergénicos. Éstos se adaptan al conducto auditivo, no causan molestias y son de fácil colocación. Están diseñados para frenar el paso del agua y así evitarás infecciones o inflamaciones como la otitis. Sin embargo, es importante racionar el tiempo de uso.

-Fíjate en el estado del agua. Si no está en condiciones óptimas, toma otras alternativas de paseo.

-Al llegar a casa después de un día bajo el sol, no emplees bastoncillos de algodón. Lo que debes hacer es pasar la toalla con mucho cuidado por la zona.

Imagen: gfparks.org

Publicidad

Más de Cecilia Avilés

Caipirinha de kiwi

¡Salud por el verano!
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *