¿En qué cosas vale la pena gastar dinero?

estudiar, educación
factores que se deben tomar en cuenta a la hora de elegir la universidad

Hay momentos en que ser “tacaña” no es nada conveniente.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

Las finanzas personales tienden a ocupar uno de los primeros lugares en nuestra lista de prioridades-preocupaciones; y si bien debemos ser expertas en el manejo de nuestros ingresos, también hay casos en los que un “no” puede no ser lo mejor.

A continuación te damos algunos ejemplos de cosas en las que sí vale la pena gastar dinero:

Educación
Sin duda una de las inversiones a corto, mediano y largo plazo más rentables que se conocen. Nada como continuar aprendiendo un nuevo idioma, una nueva habilidad técnica que te haga más competitiva o simplemente integrarte a un club de lectores en línea.

Publicidad

Gastronomía
Tanto si seguís una dieta regular, como si tenés absoluta libertad de comer lo que más te gusta sin sentimientos de culpa -o rollitos visibles-.

El hecho es que disfrutar de algún plato especial, tu dulce preferido o algún ingrediente exótico no solo enriquecerá tu paladar, también tu bienestar.

Red de seguridad
Aunque no está relacionada con ningún tipo de placer, las pólizas de seguros y cuentas de ahorros son otra de las cosa en que no es descabellado gastar dinero. Estos instrumentos te permitirán responder ante eventualidades y podrás disfrutar de sus beneficios. Salud y protección pueden traducirse en algo de confort también.

Personalizado
Constantemente estamos bombardeadas de productos y servicios por la televisión, redes sociales y revistas. Una buena manera de sortearlos -y en definitiva, hacer el gasto- es elegir lo que más feliz te haga.

Por ejemplo, planificar una escapada a un destino que sea de tu interés, inscribirte en una clase de baile o comprar ese vestido que sabés que usarás por los próximos 5 años.

Publicidad

Recordá, no se trata de dejar tu cuenta en números rojos, pero sí de evaluar cuáles son los puntos positivos que le aportan a tu vida.

Por María Gabriela Cartaya de Eme de Mujer Venezuela.  Foto: Archivo Eme de Mujer.