Cuidado con los suplementos vitamínicos

Los suplementos vitamínicos prometen mejorar nuestra salud o ayudarnos a perder peso de forma natural, recargarnos de energía o acelerar nuestro metabolismo. Aunque su uso es cada vez más frecuente, inclusive entre las celebridades, el mal uso de estos pueden llevarnos al hospital.

Según un reporte publicado en el New England Journal of Medicine, no se trata de “gotitas” o “cápsulas” inofensivas, ya que los suplementos pueden acarrear problemas. Solo en Estados Unidos el número de pacientes que llega a urgencias por culpa de estos “ayudantes” se acerca a 23.000 casos anuales.

Los de más riesgo son los usados para perder peso y aumentar la energía, pues pueden alterar gravemente el organismo. Estos productos causaron el 72% de los malestares tratados, desde dolores de pecho hasta arritmias.

Por su parte, los utilizados para fisicoculturismo y para mejorar el rendimiento sexual generaron síntomas cardíacos.

Publicidad

Y es que, lo que se vende como inocuo y se consigue en cualquier macrobiótica o supermercado, puede ser incluso letal si no se tiene la recomendación y vigilancia de un especialista.

Antes de consumir suplementos, es mejor que le consultés a un médico, ya que algunos pueden interferir con ciertas medicaciones.

Lo malo, advierten los expertos, es que los suplementos no requieren para su venta la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Tampoco son sometidos a exámenes que sí se aplican a los fármacos que prescriben los médicos.

Luego, si algo sucede, se reacciona, pero puede ser que “el daño ya esté hecho” y, en algunos casos, podría ser irreversible.

Tomado de www.nacion.com / Grupo Nación.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *