Cómo organizar tu clóset

Solo pensar en arreglar el placard puede generarte un dolor de cabeza porque no sabes por donde empezar para que deje de lucir como un completo desastre. No es misión imposible. Con estos tips lograrás que luzca como siempre quisiste.

 

Cuenta tus prendas. La mayoría de las personas tienen más ropa de la que usan, así que una buena manera de empezar a organizar, es contar la cantidad de franelas, blusas, camisas, pantalones y zapatos que tienes y definir qué usas a diario y qué no. No necesitas tener un guardarropa inmenso, solo tener las piezas adecuadas que sean versátiles y a las cuales les puedas sacar provecho con la mayor cantidad de combinaciones posibles.

Organiza por color. Si querés encontrar rápidamente qué ponerte y cómo combinarlo, una buena idea es ordenar la ropa por color: si quieres vestir de lila, será mas fácil ubicar con qué usar la prenda que hayas seleccionado.

Publicidad

Usá cajas. Cuando se trata de prendas pequeñas como ropa interior y medias, puedes comprar separadores o cajas para guardarlas de una manera más ordenada. También puedes optar por cajas recicladas.

Usá perchas. Una buena manera de que el placard esté organizado y resulte práctico, es incorporar elementos como perchas de plástico que no marquen tu ropa. Existen unos que inclusive te permiten colgar una percha en otra y así ahorrar mas espacio.

Colgá más que ropa. Puedes sacarle provecho a las puertas del placard o ropero, sumando ganchos para colgar pañuelos, cinturones y hasta bijou (pulseras, collares, etcétera).

Que los zapatos no estorben. Ubicar los zapatos siempre es un dolor de cabeza, pero puedes una zapatera en la puerta o en el piso del clóset, justo debajo de donde se cuelga la ropa, ayudará. También podés dedicar un espacio afuera del ropero para disponer los zapatos (hay muebles zapateros y también baúles ideales para este fin).

Despréndete. Debes decidir qué se queda y qué se va. Por más que te guste una prenda en particular, si está guardada desde hace más de un año es probable que no la vuelvas a usarla nunca y lo único que está haciendo es quitarte espacio que necesitas. Además cuando sacamos cosas viejas, le damos cabida a cosas nuevas y eso siempre es bueno. Una buena manera de hacerlo es clasificar todo por categorías: lo que ya no te gusta, lo que está en mal estado, lo que está pasado de moda, lo que puedes donar y lo que no te sirva.

Publicidad

Ordena poco a poco. Luego que hagas esto, no es necesario que ordenes todo el clóset el mismo día. Realiza pequeñas tareas diarias como disponer un tiempo únicamente para arreglar cajones o ver cual ropa debe estar colgada en perchas y cual puedes doblar.

Mantén el orden. Recuerda que tu cuarto es un refugio para descansar y relajarte, así que en la medida que las cosas que corresponden estén ordenadas en tu placard, la estadía en tu habitación será más agradable.

Más de Equipo Emedemujer

Obligar a los hijos a dar besos ¿sí o no?

“Yo no obligo a mis hijos a dar besos”. Con esta aseveración,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *