Decorar con toques de color

Los colores aportan dinamismo y frescura a los ambientes, pero debes tener cuidado en buscar un balance y no exagerar, sino combinarlos según el estilo decorativo, tus gustos y el tipo de habitación.

Color blocking. Para revitalizar la sala o el family room, una de las mejores opciones es pintar la pared de fondo o alguna lateral. Los tonos naranjas, verdes o violetas –incluido el “Orquídea radiante 2014” de la casa Pantone– en acabados lisos o texturizados dan calidez y riqueza visual. Si buscas un efecto más dramático puedes colgar cortinas o colocar alfombras de área en tonos contrastantes, con diseños geométricos o de franjas para un estilo muy moderno. Los textiles en matices sólidos, como fucsia, verde jade y azul cobalto, se usan para tapizar algún sillón o un par de butacas centrales. También las mantas decorativas –conocidas como Throws– unicolores, estampadas o con brillos metalizados, y los almohadones son accesorios ideales para sumar color de una forma más nivelada.

Mix-Match. En los dormitorios, la lencería y los acentos son claves para renovar el ambiente. Almohadones, lámparas, estanterías o repisas aéreas y bouquets de flores naturales cambian el look general de la habitación. El papel tapiz es un recurso versátil y muy en boga que brinda un aire sofisticado de forma instantáneo. Los estampados con arabescos, de líneas verticales o en degradé son los más recomendados para que crees una atmósfera cómoda, serena y armónica. Una forma sencilla y divertida de añadir color a los baños es pintar los marcos de los espejos centrales en matices saturados o tonos primarios, ya que éstos se adaptan fácilmente a las gamas de blanco, beige o gris de las cerámicas tradicionales.

Splashes cítricos. Las nuevas series de acrílicos, viniles y enchapados disponibles en el mercado brindan un abanico de posibilidades para decorar con color la cocina. Para un cambio radical, podés actualizar las puertas de los placards y los topes optando por tonos shocking, como el turquesa, amarillo o berenjena, y generar una composición atractiva y luminosa. Combinar piezas de mobiliario –como sillas y taburetes– con algún cuadro o fotografía de gran formato, individuales, vasos y platos de fondos también es una alternativa, ya que origina interesantes puntos focales. 6Pantone-Color-del 2014 Tips

Publicidad
  • Tené en cuenta las dimensiones de cada habitación y las fuentes de luz natural.
  • El blanco es, por excelencia, el color base y el que neutraliza las versiones saturadas de la carta cromática.
  • Recicla tus compras, ¡las tendencias se reinventan!

María Gabriela Cartaya es periodista. Le gusta escribir sobre diseño, decoración y arquitectura. @GabyCartaya

Más de Equipo Emedemujer

Obligar a los hijos a dar besos ¿sí o no?

“Yo no obligo a mis hijos a dar besos”. Con esta aseveración,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *