Prepará el cuarto del bebé en un tris

habitación, dormitorio
Cómo decorar el cuarto del bebé

¿Vas a convertirte en mamá y necesitás prepararle el cuarto?  Andrea Madrigal, diseñadora interiorista de Under Ten, te explica cuáles son los pasos que debés seguir:

Ver más: Básicos para cuidar tu refrigerador

  • Escoger el edredón. Es mucho más fácil encontrar una pintura que se adapte a los tonos del edredón que viceversa.
  • Elegir el color de las paredes. Una vez que ha elegido el edredón, puede seleccionar el tono de la pared. Tome en cuenta que todos los edredones tienen un color predominante y que lo más factible es seleccionar un tono más claro que ese. Es muy importante que la pintura sea satinada y lavable.
  • Escoger las cortinas. Las favoritas son las romanas, es decir, aquellas que se despliegan verticalmente, pues ahorran espacio. Tome en cuenta que si la ventana está ubicada hacia el este, es muy útil poner un roller de black out para impedir el paso de la luz exterior. Asimismo, procure que este cubra 15 cm de pared a cada lado del buque, pues, de lo contrario, quedaría un borde de luz que podría resultar incómodo.
  • Selección del mobiliario. Las cunas blancas están en tendencia. Si elige una blanca y la habitación tiene cornisas o rodapiés en color madera, lo recomendable es que este mueble posea algún detalle en color madera con un tinte similar al del dormitorio, para que exista unidad.
  • Elección de los accesorios. La tendencia es utilizar accesorios que, además de adornar, desempeñen alguna función en el cuarto, tales como el mosquitero, la lámpara de mesa con regulador de luz, las repisas, las pañaleras y el cambiador.

Cómo aprovechar el espacio al máximo:

  • Si la habitación es pequeña, es posible recurrir a algunos trucos para aprovechar al máximo el espacio. Por lo anterior, es recomendable:
  • Procurar que los colores de las paredes sean claros, ya que estos tonos hacen que el espacio se vea más amplio e iluminando.

Publicidad
  • Utilizar cortinas del estilo de persianas romanas, pues ocupan menos espacio.
  • Tener una silla acolchonada pequeña que sirva para dormir al bebé o amamantarlo. Junto a ella, una mesa de noche para colocar una lámpara con regulador de luz.
  • Procurar que el cielorraso sea de colores claros, preferiblemente blanco, pues hace que el espacio se vea más alto.

 

Por Irene Traube G.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *