Lugares icónicos para conocer en Tierra Santa

Si estas planeando un viaje para este final de año, Tierra Santa es un destino que te dejará encantada. Desde la belleza de los escenarios y arquitectura hasta su riqueza histórica.

Aquí te mostramos algunas razones por las que deberías ir a Tierra Santa en algún momento de tu vida:

Jerusalén:

La famosa Ciudad Santa, recibe su apodo por las tres religiones monoteístas que la consideran un sitio de veneración: el islam, el cristianismo y judaísmo. No es de extrañar que esta ciudad por completo sea un sitio imperdible durante una visita a esta zona. Se dice que fue en esta ciudad donde el rey David estableció la capital del Reino de Israel, donde Jesús fue crucificado y donde el profeta Mahoma subió al cielo. No obstante, además de visitar los sitios históricos te recomendados sacar un rato para recorrer los callejones de la ciudad antigua, perderse y comprar algún souvenir.

Publicidad

Explanada de las Mezquitas:

Este sitio es el tercer lugar sagrado para lo musulmanes después de La Meca y Medina y se ubica en la ciudad de Jerusalén. Hoy en día allí se encuentra la Mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca, edificios de gran belleza y simbolismo. La cúpula es un santuario construido para recordar donde Mahoma ascendió al cielo y llama la atención por su domo dorado de gran belleza.

El Muro de los Lamentos:

Ubicado en el Barrio Judío en Jerusalén, este sitio sagrado del judaísmo es lo que queda del Templo de Jerusalén. Este templo, según narran los antiguos textos, contenía el Arca de la Alianza y otros objetos sagrados. Es tradición judía orar frente al muro y lamentarse de las injusticias contra el pueblo judío. Además se acostumbra colocar papeles con plegarias en medio de las piedras del muro.

Belén:

Publicidad

La ciudad donde presuntamente nació Jesús de Nazareth se ubica a unos 9 km de Jerusalén. En el año 326 el emperador Constantino el Grande mandó a construir una gran basílica en el lugar donde se encontraba el establo en que María dio a luz, esta constituye la base de la actual Iglesia de la Natividad, un sitio de visita obligatoria. Además de ser el lugar de nacimiento de Jesús, se dice que también lo fue de otro personaje bíblico: el rey David. Es por eso que en este sitio se encuentran muchos asentamientos posteriores como conventos, monasterios e iglesias.

Vía Dolorosa:

La calle que, según los textos antiguos, recorrió Jesús cargando la cruz camino a su crucifixión se encuentra en la zona más vieja de Jerusalén. Sobre esta vía es que se ubican las diferentes estaciones que se recuerdan en el Vía Crucis para finalizar en la Iglesia del Santo Sepulcro.

El Jardín de Getsemaní:

Se encuentra ubicado en la base del Monte los Olivos. Getsemaní, según el Nuevo Testamento, fue el jardín donde Jesús oró por última vez antes de ser arrestado y crucificado. Muy cerca de este jardín se encuentra la iglesia de todas las naciones, la que se le conoce también como la iglesia de la agonía.

Tomado de www.revistaperfil.com / Grupo Nación. Fotografía: Shutterstock.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *