Cinco maneras de llevar un embarazo saludable con sobrepeso

El sobrepeso puede traernos muchas dificultades en nuestra vida diaria y puede dar un panorama más complicado durante un embarazo. Entre los riesgos que implica se encuentran: hipertensión, preeclampsia, diabetes, problemas circulatorios, partos complicados y hasta malformaciones.

Ver más: 7 Hábitos que te suben de peso

Aquí te dejamos cinco consejos para llevar un embarazo más saludable, según el sitio web bebesymas.com:

  • Realizá la visita preconcepcional. Esta consulta antes de lograr el embarazo es muy útil sobre todo en el caso de las enfermedades crónicas y las mujeres con sobrepeso. Si sabés que querés tener un bebé, podés hacer las mediciones y determinar si padecés de sobrepeso u obesidad y darte las pautas para empezar a controlar el peso. Este dato aparecerá en tu historial y estará disponible una vez te quedés embarazada. Por lo que, el médico podrá actuar ante una posible carencia de vitamina D asociada al sobrepeso y obesidad y carencia de folatos, prescribiendo un suplemento.
  • No perdás peso en el embarazo. Las embarazadas con obesidad no deberían hacer dietas para adelgazar durante el embarazo. Lo recomendado es que las mujeres obesas solo adelgacen entre 5 y 9 kilogramos.
  • Escogé alimentos saludables. Las calorías adicionales deben provenir de alimentos sanos, verduras y frutas, proteínas magras, grasas saludables y granos enteros. Estos alimentos no deben faltar en el embarazo por sus propiedades nutricionales y también pueden ayudar a controlar el apetito, a mantener los antojos y tentempiés poco saludables bajo control.
  • Bebe más agua. No hay que comer por dos, pero no pasa nada si bebés agua por dos. Mantener una correcta hidratación en el embarazo es primordial para una buena salud y para evitar un exceso de peso.
  • Haz ejercicio regularmente. La actividad física es igualmente importante a la hora de mantener un peso adecuado. Lo ideal es que hagás ejercicio incluso antes de quedar embarazada y que si ya lo estás, empecés poco a poco, aumentando de tiempo e intensidad mientras no exista ninguna contraindicación.

Por Melanie Méndez B. Fotografía: Archivo Eme de Mujer.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *