Los desencadenantes de la pérdida de cabello

alopecia
alopecia

Cambios hormonales, alimentación, estrés y hasta malas prácticas estéticas, podrían ser responsables de que, por las mañanas, grandes cantidades de cabello aparezcan en la funda de su almohada o queden en su peine.

Ver más: Causas de la alopecia canina

La causa número uno y más conocida de la caída del pelo es la alopecia androgénica –ligada a una predisposición genética–, pero también existen otros detonantes que pueden ser temporales o estar asociados a una condición médica.

Para identificar si la persona debe alarmarse o no por cuánto cabello está perdiendo, se debe prestar atención a la cantidad de pelo que se cae diariamente. Lo normal son 100 hebras al día.Si consideras que sobrepasas el rango normal o tienes dudas, acude a un especialista (por lo general a un dermatólogo). Este te someterá a una evaluación para identificar causas.

Si el experto determina que la caída de cabello no es de origen genético, entonces procederá a explorar otros terrenos; por ejemplo, el hormonal. La pérdida de cabello se puede dar tanto en personas con hipotiroidismo como hipertiroidismo.

Publicidad

La caída del cabello también se asocia a ciertos acontecimientos de la vida de los seres humanos, como es el caso de un embarazo. En vista de que durante la gestación, la prioridad es el feto, el cuerpo redirige hacia él la proteína que en otro momento sería usada para el cabello de la madre. Algo similar ocurre durante la lactancia. El cuerpo de la madre reasigna recursos para el bienestar del recién nacido, tratando de aportar todos los nutrientes al pequeño, mediante la leche materna. Por lo tanto, tejidos “secundarios”, como cabello o uñas de la mujer, resultan sacrificados.

La dieta es otro de los componentes que influiye en este problema. Tener una alimentación pobre en proteínas podría provocar alteraciones en la salud capilar, pues, al generarse una escasez de esta fuente, el cuerpo “apaga” el crecimiento del pelo.

Las prácticas estéticas inadecuadas, de igual manera, podrían ir en detrimento de las cabelleras. Si una persona se ajusta mucho la cola al recoger su cabello, o utiliza con frecuencia productos químicos y se somete a tratamientos, puede sufrir pérdida de cabello.

La acumulación de toxinas o el estrés son otros factores relacionados con esta situación.

Tomado de www.nacion.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *