Personas obesas pueden presentar desnutrición

peso, ejercicio, gordita, curvy
Un reto para quienes padecen de obesidad es mejorar su alimentación

La obesidad siempre ha estado ligada a personas sobrealimentadas, una creencia que se vuelve especialmente fuerte en el caso de los niños. Sin embargo, estudios recientes han revelado que las personas obesas también pueden presentar malnutrición.

Ver más: Obesidad es considera epidemia

Si bien, este descubrimiento no es algo nuevo, existe una mayor amenaza sobre el doble riesgo que representan padecer ambos trastornos alimenticios, según expresa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Factores como un estilo de vida sedentario, que desencadena en falta de ejercicio y que favorece el consumo de alimentos con alto contenido calórico, hacen que más personas con obesidad estén malnutridas.

Publicidad

La obesidad, una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, continúa siendo uno de los mayores problemas de salud pública a escala mundial.
Esta enfermedad se ha duplicado en todo el mundo desde 1980, según estimaciones de la OMS.

La nutricionista Melania Cevo, de la Clínica Consultas Nutrición, aclara que una persona obesa no precisamente se encuentra desnutrida. Sin embargo, presentar ambos trastornos alimenticios es una situación frecuente, sobretodo en la población infantil.

Aunque las personas que padecen obesidad tienen una alimentación altamente calórica, por lo general, esta es insuficiente en cuanto a vitaminas y minerales necesarios para el organismo. Esto, a su vez, genera sobrepeso con malnutrición oculta.

curvy

Falta de nutrientes

Publicidad

Una persona con malnutrición puede presentar deficiencia de proteínas. Es decir, menos del 10% del requerimiento dietético diario; así como una carencia de vitaminas y minerales.

Entre estos últimos grupos de nutrientes están el calcio, fósforo, magnesio, potasio, cinc y vitaminas como A, D, E, K y B.

Consumir estos nutrientes es indispensable, debido a las múltiples funciones reguladoras que cumplen en el organismo. Además, forman parte de la estructura de muchos tejidos y están presenten en la constitución de huesos y dientes, así como en las enzimas que intervienen en el correcto funcionamiento del metabolismo.

“La deficiencia de estos nutrientes puede generar anemia, leucemia, osteoporosis y enfermedades del sistema nervioso central. Específicamente, la carencia de vitamina A puede producir ceguera y la falta de vitamina D puede retardar el crecimiento de los huesos”, manifiesta la nutricionista de Clínica Consultas Nutrición.

abdomen, pancita, gordita, curvy

Un reto para quienes padecen de obesidad es mejorar su alimentación sin que esto implique una mayor ingesta de calorías que puedan traducirse en un aumento de peso. La deficiencia de nutrientes se subsana incrementando la variedad de alimentos, especialmente frutas y vegetales altos en vitaminas y minerales. La nutricionista Melania Cevo, de la Clínica Consultas Nutrición, explica que los colores de las frutas y verduras está relacionados con el contenido de nutrientes que aportan al organismo. Así que una forma de variarlos en la dieta diaria es distribuirlos por colores durante cada semana.

Por ejemplo, una semana se pueden consumir los rojos, mientras que otra los verdes o los morados. Así se reabastecen poco a poco las reservas y minerales que evitan problemas de malnutrición.

Foto: Archivo Eme de Mujer