Tipos de masajes para relajar cuerpo y mente

Las antiguas reinas sabían muy bien las ventajas de los masajes.

Cleopatra acostumbraba frotar su cuerpo con ingredientes naturales para lograr una piel suave y tersa. Mientras que María Estuardo, soberana de Escocia, necesitó varias sesiones de masajes para recuperarse del tifus, una enfermedad infecciosa que estuvo a punto de
causarle la muerte.

Los masajes tienen grandes beneficios para la salud y la estética. El secreto radica en elegir aquel tratamiento que se ajuste a las necesidades físicas y emocionales, por eso aquí te contamos los diferentes tipos de masajes que hay:

Con bambú: Se utiliza una caña de bambú para masajear zonas en las que existe una acumulación de grasa, como el abdomen, los muslos o la espalda. Ayuda a moldear la figura y estimula el drenaje linfático.

Publicidad

Con piedras calientes: Se utilizan piedras de origen volcánico que, al calentarlas, ayudan a eliminar la tensión del cuerpo. La esteticista realiza un masaje en el cuerpo y después coloca las piedras por un tiempo específico. Por último, vuelve a aplicar presiones para aliviar los músculos.

Facial: Se aplican presiones suaves en el rostro para relajar los músculos, tonificar la piel y hasta reducir las ojeras o bolsas de los ojos.

Lomi Lomi: Esta técnica polinesia se utiliza para aportar vitalidad y combatir la tensión. Durante el masaje, se coloca música hawaiana para que la terapeuta se guíe por la melodía a la hora de realizar los movimientos. La especialista aplica presión en el cuerpo del cliente utilizando, principalmente, sus dedos, manos y antebrazos.

Miel y leche: El masaje hidrata y suaviza la piel. La terapeuta cubre a la persona con miel orgánica y aceite de ajonjolí. Después, realiza un masaje intenso para eliminar la tensión. Luego, los ingredientes se  enjuagan con leche caliente.

Reductivo: Disuelve las células adiposas acumuladas en ciertas partes del cuerpo. Permite afinar la silueta y  disminuir la celulitis.

Publicidad

Relajante: Se aplican presiones suaves y rítmicas en distintas partes del cuerpo con el fin de relajar los músculos. Por lo general, la sesión incluye aromaterapia.

Terapéutico: Está indicado para las personas muy tensas y que presentan rigidez muscular, ya sea por estrés o malas posturas. Se aplica una presión más fuerte en el cuerpo que ayuda a reducir dolencias y
contracturas.

Tailandés: Se compone de estiramientos, presiones y flexiones en  todo el cuerpo. Los movimientos son similares a las posturas que se realizan en las sesiones de yoga.

Tomado del suplemento De Compras / Grupo Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *