‘Kit’ de emergencias para llevar a los paseos

Si vamos de paseo sea en la playa o en la montaña es necesario que incluyamos en el equipaje un botiquín bien equipado ante una situación de emergencia.

Algunos dolores los podemos calmar con una pastilla que encontremos a la vuelta de la esquina, pero en ciertos lugares y a deshoras el panorama puede cambiar.

Eddy Fernández, médico y cirujano del Consultorio Médico La Florida, considera que debemos pensar no solo en incluir medicamentos, sino los artículos necesarios para la atención inmediata de una emergencia, por ejemplo una herida.

Eso sí, aclara que los primeros auxilios no eliminan la necesidad de ser valorado eventualmente por un profesional de salud.

Publicidad

Es vital transportar agua limpia para lavar las lesiones, además, de productos que alivien molestias generales y que pueda tomar cualquier persona.

El kit debe permitir un acceso rápido a fármacos y materiales que ayuden a manejar condiciones sencillas como golpes, cortaduras superficiales, casos de indigestión, resfriados y alergias, entre otros.

“Tiene que contener los materiales necesarios para asistir un accidente menor. Por ejemplo, en caso de una cortadura se necesita gasa para detener el sangrado o cremas antibióticas para evitar infecciones mientras llega la asistencia médica”, precisa Fabio Achí, farmacéutico regente de la Farmacia Locatel.

En el maletín de primeros auxilios también debemos incluir cuadros de gasa, vendas, analgésicos, antidiarreicos y antiespasmódicos (que inhiben la diarrea y el dolor de tipo cólico), suero de rehidratación oral, antihistamínico para alergias , sulfadiazina de plata para prevenir y tratar las infecciones en las quemaduras y productos para desinfectar.

Asimismo, se recomienda llevar medicamento contra el vómito y el mareo y repelente contra insectos.

Publicidad

Lugar seguro
Todos los medicamentos tienen condiciones de almacenaje especiales, pero, en general, debemos evitar  lugares muy húmedos y la exposición en sitios muy calientes.

Lo ideal es que el botiquín permanezca en un lugar fresco y ventilado dentro del vehículo, idealmente en la zona de pasajeros y con aire acondicionado.

Por último, los tratamientos médicos deben conservarse en sus envases originales, lo que facilitará su identificación y localización. No olvide llevar la orden patronal o referencias médicas en caso de ser necesario ante una emergencia.

Por Neyssa Calvo. Eme de mujer Costa Rica. Fotografía Shutterstock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *