Larga vida a los zapatos

Los zapatos son unos de los accesorios que más sufren, pues están constantemente expuestos a golpes, agua, tierra y polvo.
Para que el calzado sobreviva, es aconsejable darle el mantenimiento adecuado.
Lo primero es embetunar los zapatos después de utilizarlos. “El betún crea una película protectora que sella el cuero, lo que ayuda a que el agua resbale y no lo dañe”, explicó el diseñador José Luis Zawate. Él añadió que lo ideal es limpiar y lustrar los zapatos inmediatamente después de quitárselos.
En caso de que estos accesorios se mojen, es necesario ponerlos a secar al aire, jamás al sol. Lo anterior porque este tuesta y quiebra el cuero, según dijo Fernando Palacios, quien confecciona y repara calzado.
Otra recomendación que se debe poner en práctica es no guardar los zapatos en el clóset después de quitárselos, ya que estos necesitan ventilación. Hay que tener presente que los lugares cerrados y oscuros propician la reproducción de ácaros y bacterias.

Ver más: Alimentos súper agresivos que ¡consumes todos los días!

 

Por Irene Traube G.Eme de mujer Costa Rica. Fotografía Archivo La Nación.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *