Mejor vestida: Blake Lively

Blake Luvely

Sin duda es una de las más importantes actrices jóvenes, pero lo que más deslumbra de Blake es su perfecto físico: alta, rubia, ojos verdes y piel de porcelana. Además, con un guardarropa envidiable que incluye unos zapatos Christian Louboutin diseñados en su honor, ser la imagen de un perfume de Gucci y, no menos importante, esposa del guapísimo Ryan Gosling. Además, decidió lanzar su propia web de estilo de vida llamado Preserve en donde comparte notas sobre su vida, cocina y más.

Mejor vestida

En la última edición del Festival de Cine de Cannes, Blake se robó todas las miradas con unas hermosas creaciones de Gucci y Chanel.  Si Blake ha dejado algo claro con sus looks, es que busca un estilo clásico y no está desesperada  por ir con las últimas tendencias. Sobre la alfombra roja ha mostrado grandes creaciones y ha tomado riesgos pero siempre se inspira en el estilo atemporal de musas como Audrey Hepburn y Grace Kelly.

Blake ha sido imagen de Chanel, lo que le dio la oportunidad de llevar vestidos de esta casa de moda. Le gustan los colores básicos como el negro, gris, blanco y nude pero, cuando quiere deslumbrar opta por el rojo o el amarillo. Para el día de su boda, eligió un Marchesa diseñado especialmente para ella, del que pudimos un poco en un video que colocó en su web y que confesó guardar junto a la quemadura que le hizo con una luz de bengala el día de su boda.

Publicidad

Para los días libre, ha confesado que  le encanta vestir sencilla con unos buenos jeans y una camisa cómoda. Blake tiene de ventaja su tamaño, pues se ve estilizada sin necesidad de tacones.

Un cabello perfecto

La increíble cabellera de Blake puede lucir desde una cola alta, una trenza o unas simple ondas y siempre se ve espectacular. No por menos L´oreal la ha elegido como una de sus embajadoras. Su color de cabello y corte son muy naturales, pero Blake ha pasado por el rojo y por el castaño para distintos roles. Su truco para conseguir el efecto de ondas naturales: después de lavar el cabello lo seca hasta que solo queda ligeramente húmedo, en este estado se hace un moño de bailarina muy tirante y lo deja secar del todo. Cuando lo deshace, las ondas ya están creadas, sin necesidad de tenazas o rizadores.

Publicidad

Más de Equipo Emedemujer

Obligar a los hijos a dar besos ¿sí o no?

“Yo no obligo a mis hijos a dar besos”. Con esta aseveración,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *