Estudio reveló que el 50% de los divorciados se arrepiente

¿Aceptas serle fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, amarla y respetarla todos los días de tu vida?” -Sí, acepto.

Las palabras mágicas de una boda no se olvidan nunca. Ese maravilloso momento de consagración al amor queda vibrando por años, meses y días… pero no todo resulta como se planifica.

El amor, a veces, no es suficiente y los problemas cotidianos van matando ese amor que se juró eterno y el estar firmando papeles de divorcio se convierte en la realidad o la salida más rápida y sana para resolver una relación deteriorada.

De acuerdo a un estudio realizado en Londres, donde encuestaron a 2.000 hombres y mujeres que se habían divorciado o separado después de una relación de más de 5 años, el 50 % de los entrevistados manifestó estar arrepentido con la decisión.

Publicidad

“Divorciarse es un gran paso en cualquier relación, pero a veces, decir, ‘quiero el divorcio’ sólo se dice por el calor de la discusión y no porque realmente era eso lo que se buscaba”, fue el argumento más escuchado. Es que los remordimientos sobre cómo se llevó la relación, la impaciencia y las malas decisiones abundan después que la tormenta del divorcio y la rabia pasan.

Según los investigadores, la mayoría experimentó dudas y piensan que no fue la decisión correcta, ya muchos todavía aman a sus ex parejas y se sienten fracasados.

Los remordimientos

En el estudio, los arrepentidos tras el divorcio admitieron sentirse solos y que asumían las culpas o responsabilidades del quiebre matrimonial, ya que se habían dado cuenta que el divorcio no era la mejor decisión.

Tanto es así, que el 42% manifestó haber pensando en que sería bueno darse una segunda oportunidad y hacer el esfuerzo para que las cosas funcionaran.

Publicidad

Mientras que un 21% de ellos, no solo pasó por su mente una reconciliación sino que volvieron a estar juntos. Es que, 1 de cada 5 encuestados dijeron haber empezado con los remordimientos de inmediato.

Mientras que el 19% del total, tuvieron dudas una semana después de haber verbalizado la palabra “divorcio”. Otros, admitieron que tras un año o más no había sido la decisión correcta.

Las razones del lamento

1. Echan de menos a la ex pareja.
2. Se sienten fracasados.
3. Aún están enamorados de su ex.
4. Se dieron cuenta que habían sido irracionales.
5. Se sienten solos.
6. Descubren que es una fantasía, eso que “el pasto del vecino es más verde”.
7. Sienten celos y los perturba que la ex pareja encuentre un nuevo novio.
8. Se dan cuenta que no son mejores estando solos.
9. El daño que le hicieron a sus hijos.
10. Admiten que realmente no querían dejar a su pareja.

 

El Mercurio / GDA

Más de Equipo Emedemujer

Obligar a los hijos a dar besos ¿sí o no?

“Yo no obligo a mis hijos a dar besos”. Con esta aseveración,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *