Cinco temas monetarios de los que debes hablar antes de casarte

No es fácil acostumbrarse a ciertas situaciones que implica el matrimonio.  El tema monetario resulta incómodo, pero si van a dar este paso tan importante, es adecuado que lo hablen seriamente y tomen decisiones desde ahora, no sobre la marcha. De esa manera se asegurarán de tener un plan que puedan seguir y una mejor idea de hacia dónde irán sus gastos.

Estos son cinco temas económicos que todos los novios deben tocar y solucionar antes de darse el sí.

1. Ingresos

Tal vez tengas un conocimiento aproximado de cuánto gana tu novio y viceversa. Ahora que van a casarse, ese dinero ya no será solo tuyo sino que deberán distribuirlo para pagar varias cosas de la casa u otras que deban comprar. Lo mejor es llegar a un acuerdo sobre la división de sus ingresos, cuánto destinarán para ahorros mutuos, gastos personales, etc.

Publicidad

2. Deudas que tengan los dos

Antes de planear un futuro juntos, el cual implica el aspecto económico, es bueno que tanto tú como él sepan el estado financiero del otro en cuestión de deudas para no llevarse sorpresas ingratas después. Deber mucho dinero puede afectar su posibilidad de acceder a un crédito en pareja y hay que tenerlo en mente desde un principio.

3. Ahorros a futuro

Es posible que los dos tengan cuentas en el banco donde han ido ahorrando parte de sus sueldos mientras estaban solteros. Ahora que van a casarse, deben conversar sobre qué van a hacer con ese dinero: si lo van a juntar en una sola o si seguirán manteniendo sus cuentas personales.

4. Inversiones

Publicidad

¿Piensan comprar una casa o departamento? ¿Venderán sus autos para comprar uno o seguirán como siempre? Esas son algunas decisiones que deben plantearse antes de caminar hacia el altar para poder tener una idea de cuánto dinero necesitarán para realizar sus planes y si se endeudarán juntos.

5. Sus personalidades monetarias

Seguramente ya sabes cómo se comporta tu futuro esposo con respecto al dinero pero no está de más conversarlo. Sabes si es un ahorrador o un gastador y en qué medida eso podría afectar su situación económica cuando estén juntos. La idea es que sus dos personalidades puedan acoplarse y, si no es el caso, ahora es el momento de solucionarlo.

Fuente: GDA/ El Comercio/ Perú

Más de Equipo Eme

Los distintos usos del perejil

Conoce las bondades culinarias de esta hierba aromática
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *