Siete consejos para propiciar una pronta reconciliación

Darse un break en pareja, ¿funciona?
Darse un break en pareja, ¿funciona?

Las peleas y discusiones son comunes en las parejas. Raro sería que esto no sucediera. Por eso, hemos preparado unos cuantos consejos para que logrés hacer las paces con tu amor.
• Asegurate que la pelea ya terminó. Esto lo sabrás cuando ya la situación no te incomode y, al contrario, sintás paz. Ese será el momento ideal para que pueden hacer las paces. Esto es necesario, pues así se evitarán resentimientos que pueden provocar reproches hacia tu pareja y esto hará que la reconciliación no sea exitosa, lo que podría terminar en otra discusión tal vez peor.

Ver más: Tips para utilizar ¡un vibrador!

• Cuando dos personas discuten, tienden a alzar la voz. Para mermar la intensidad de una pelea, procurá acercarte a tu pareja, utilizando un tono de voz bajo. Con esto darás una sensación de cercanía y calma y evitarás que la discusión pase a otro nivel.

• Otro punto importante es que mantengás tu lenguaje corporal abierto a tu pareja. Si cruzás los brazos, tu pareja creerá que no quieres un diálogo. ¿Por qué mejor no lo mirás a los ojos? dejá tus brazos relajados y tus manos abiertas y receptivas para que podás invitar a la otra persona a acercarte a vos y no alejarla con una mala actitud.

• Es importante también que evités las interrupciones externas. Si están dialogando para llegar a un acuerdo, es necesario que apagués la televisión y procurá que estén a solas con tu pareja, para que las interrupciones no apaguen la magia de la reconciliación.

Publicidad

• Aprendé a vencer el orgullo y pedí perdón. Si tenés que pedir disculpas, hacelo. Reconocé lo que hiciste mal, así tu pareja verá tu nobleza y se empezará a restablecer la unión de los dos. Recordá que pedir perdón no es perder una batalla, al contrario, esto te hace más grande de lo que creés.

• El siguiente punto es que aceptés las disculpas de la otra persona cuando te pida perdón. Disculpalo sin mortificarlo, hacelo de una manera sencilla y generosa.

• Finalmente, no dejés de lado las muestras de aprecio y caricias. ¿Qué tal un beso, un abrazo o una tierna caricia? No hay persona que se resista ante este tipo de estímulos. Esto vendrá a ser como un bálsamo a la herida provocada por la pelea.

Por Equipo Eme El Salvador
Foto: archivo Eme de Mujer

Publicidad