7 tips para prevenir accidentes del bebé en casa

Un accidente le pasa a cualquiera. Sin embargo, los niños son muy propensos a este tipo de situaciones, porque no pueden medir los peligros. Por eso, es tan importante tomar medidas preventivas.
La mayoría de los accidentes que sufren los pequeños dentro del hogar y que son atendidos en el Hospital de Niños es por dos razones: quemaduras con líquidos y caídas.
En  los menores de entre 0 y 2 años, las caídas son muy comunes. Efectivamente, los más propensos son quienes empiezan a dar sus primeros pasos. Cuando caminan, las caídas no faltan y a menudo ocasionan traumas importantes. La parte que más se lastima en una caída es la cabeza, quizá por ser la más grande del cuerpo. Por eso, es importante que los padres acudan a un especialista si el pequeño se lleva un golpe en esa área para descartar cualquier problema.

Ver más: Baja de peso con más comida y menos calorías

Acá algunos tips para prevenir accidentes:

1. Vigilancia. Por lo general, los lactantes se caen de camas o cunas mientras el padre de familia está ocupado. Es cuestión de segundos. En ocasiones, el golpe que recibe no pasa del susto, pero hay otros en los que se necesita atención. Todo depende de la altura en la que se encuentra el pequeño, pero siempre es mejor observarlos de cerca.
2. Espacios despejados. Las caídas pueden evadirse con solo mantener libre de objetos el piso, colocar alfombras antideslizantes, impedir que los niños suban a los muebles, colocar barandas en los sitios a los que los chicos puedan ingresar y que representen un peligro.

3. Alejarlos del peligro. Las quemaduras puede eludirlas siempre y cuando se aleje a los niños de la cocina o sitios de planchado. Utiliza ollas con tapa para evitar salpicaduras y coloca los mangos de sartenes en una dirección a la que ellos no tengan acceso. Los pequeños son genios para introducir objetos dentro de los enchufes. Esto debe prevenirse con tapas de seguridad que se venden en el mercado. Aléjalos de los cuchillos, ventiladores, agujas o tijeras y demás objetos que puedan parecerles atractivos, pero ser peligrosos. No los deben ni ver, mucho menos estar en lugares a su alcance.

Publicidad

4. Guarde bien los productos tóxicos y medicamentos. Para prevenir las intoxicaciones, el consejo es guardar los medicamentos y productos de limpieza en un sitio seguro.

5. Proteja los muebles. Los muebles del cuarto del bebé deben tener esquinas redondeadas y, de ser posible, acolchadas. El mobiliario en otras partes (como en una sala de juegos) debe ser acolchado, para que, si se golpea, se amortigüe el golpe.

6. Barandas. En la puerta de la cocina, debes tener una baranda para impedirle la entrada al menor; hacé lo mismo en los baños y a la entrada de las escaleras.

7. Cuídate tú también. Nunca debés cargar al bebé mientras se lleven productos o comidas calientes en las manos. Alrededor de la bañera del infante, es recomendable ubicar un antideslizante para evitar caídas de los adultos mientras bañan al bebé.

 

Publicidad

Fuente: Grupo Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *